30 oct 2020

Ir a contenido

Numerosos cortes de tráfico

Detenido un vecino ocupa por el incendio junto a la Sagrada Família | Vídeo

Los Mossos han detenido al presunto autor del fuego, que ha obligado a cortar calles y ha generado problemas de tráfico

Guillem Sànchez

Así ha empezado el espectacular incendio en la calle de Enamorats, en Barcelona. En la foto, la zona de la Sagrada Familia con una columna de humo a causa del fuego estancada, a primera hora de la mañana. / FOTO: ALFONS PUERTAS / VÍDEO: F. NADEU / N. OBLITAS / G. COSTA / M. TUDELA

Un fuego intencionado en los bajos de una finca del Eixample, junto a la Sagrada Família, ha provocado una docena heridos, casi todos intoxicados por el humo de la combustión. Dos de ellos, además, han resultado heridos al saltar por el balcón hasta la calle asustados por la virulencia del incendio. 

Las llamas han comenzado poco antes de las siete de la madrugada y han abrasado el local de la planta baja, ocupado desde hace unos tres años por un hombre de 32 años cuyas iniciales son A. D. que los Mossos d’Esquadra han acabado arrestando formalmente sobre las 15.00 horas. Sin embargo, las acusaciones vecinales pesaban sobre él desde el principio y agentes de la policía catalana ya lo custodiaban mientras los médicos lo atendían en el hospital Dos de Maig. Al recibir el alta, los policías se lo han llevado para interrogarlo y comunicarle que quedaba detenido.

Adrià Ferran, dos hermanos de 22 y 17 años que residen en un quinto piso, se han despertado a las 6.50 horas para descubrir que una niebla oscura había inundado su domicilio. "No podías ponerte de pie porque entonces metías la cabeza dentro de la nube", explica Adrià, con la ropa ennegrecida, un pequeño corte junto a la ceja y magulladuras en las rodillas. Los dos hermanos han tomado la decisión –que siempre desaconsejan los bomberos– de escapar por la escalera comunitaria cruzando la burbuja de monóxido de carbono, que había acumulado la combustión de las llamas y que ya saturaba las dos plantas bajas, para huir hasta la calle. No han sido los únicos: muchos vecinos han hecho lo mismo porque el aire se había vuelto irrespirable. Dos inquilinos de un segundo incluso han saltado sobre la acera y forman parte de los heridos de más gravedad, entre los que se cuenta también una anciana intoxicada.

Durante esa maniobra de escape, Adrià cuenta que su hermano pequeño ha podido alcanzar la calle al primer intento pero que él se ha visto obligado a detenerse en el primer piso. "Un vecino ha abierto la puerta en ese instante y me he metido en su casa para coger más aire", explica.

El sospechoso usaba estos bajos de la calle Enamorats como almacén de chatarra, sobre todo de bicicletas. Últimamente también residía allí, junto a una mujer toxicómana. Algunos vecinos afirman haber escuchado una discusión entre ambos instantes antes del incendio. Otros añaden que en el pasado ya había amenazado a gritos a su pareja con "quemarla".  

El incendio ha obligado a cortar varias calles y ha llenado de humo varias manzanas del Eixample. Los vecinos han podido recoger enseres personales y serán realojados por el Ayuntamiento de Barcelona hasta que el edificio se considere seguro. El suelo del principal tercero se ha hundido y los bajos están completamente calcinados.

Comunidad amenazada 

La finca número 45 de la calle de Enamorats se vendió recientemente a un comprador que, según los vecinos, no ha querido renovar los contratos de alquiler a la mayoría de los inquilinos. Actualmente, salvo tres residentes con contratos antiguos, el resto sigue pagando el alquiler pero ya no dispone de contrato porque la voluntad del nuevo propietario es vaciarlo y reformarlo a fondo. Varios de los vecinos se están agrupando para presentar una denuncia conjunta en los Mossos contra el administrador. Según aseguran, este ha desoído los numerosos avisos vecinales acerca del ocupa sospechoso de provocar el incendio este jueves. En el mismo local, el pasado mes de julio, se declaró otro fuego. Las sospechas vecinales relacionan el interés del propietario en vaciar la finca con la inacción del administrador.

Sigue a El Periódico en Facebook

Temas Catalunya