17 feb 2020

Ir a contenido

apoyo a la dependencia

Barcelona destina casi 100 millones al servicio de ayuda a domicilio

Por cuantía, es el segundo contrato público más relevante que adjudica el Ayuntamiento

El Periódico

Barcelona destina casi 100 millones al servicio de ayuda a domicilio

El consejo rector del Institut Municipal de Serveis Socials (IMSS) ha dado luz verde a la licitación del nuevo contrato del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), que incrementará su presupuesto cerca de un 50% hasta los 99,7 millones de euros, mientras que la licitación del 2016 contó con un presupuesto inicial de 66,7 millones.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez, y la concejal de Salud, Gemma Tarafa, explicaron ayer que Barcelona será el primer ayuntamiento que incorporará el aumento salarial del 14% pactado entre empresas y sindicatos, que se ejecutará progresivamente hasta el 2022.

La previsión es que el nuevo contrato se pueda adjudicar durante el segundo semestre del 2020 por un período inicial de dos años prorrogables, para un servicio que supone el segundo contrato público más importante del Ayuntamiento de Barcelona en relación al volumen de gasto.

Apoyo a la dependencia 

El SAD, que ofrece servicios de apoyo a la higiene y al cuidado personal a personas en situación de dependencia y vulnerabilidad, atendió en el 2018 a 24.094 personas y sumó 4,9 millones de horas de servicio con un presupuesto de 83,54 millones, y recibió una nota media de 8,28 sobre 10 por parte de los usuarios.

Además del incremento salarial, el nuevo SAD obligará a extender las denominadas supermanzanas de los cuidados por toda la ciudad, un modelo que se empezó a desplegar a finales del mandato pasado en ocho zonas de Barcelona, como Sant Antoni, La Marina del Port, Vilapicina y la Torre Llobeta y Poblenou.

Actualmente, existen ocho supermanzanas de este tipo en la ciudad, y se prevé que pasen a ser un mínimo de 60 con el nuevo contrato, lo que reducirá los desplazamientos de los trabajadores y hará que los usuarios dispongan de un equipo de referencia fijo. Este modelo funciona con equipos de entre 10 y 12 profesionales que atienden a entre 40 y 60 usuarios residentes en una pequeña zona, lo que reforzará la integración de servicios sociosanitarios, como Àpats a Domicili, Àpats en Companyia, la teleasistencia y los programas Radars y  Baixem al Carrer.