20 feb 2020

Ir a contenido

EL FUTURO DE UN IMPORTANTE ENCLAVE

Vía libre al plan de Colau para el Port Olímpic de Barcelona

La Generalitat aprueba la delegación de competencias al ayuntamiento por 30 años

El Periódico

Zona de ocio del Port Olímpic de Barcelona.

Zona de ocio del Port Olímpic de Barcelona. / ROBERT RAMOS

El Consell Executiu de la Generalitat de Catalunya ha aprobado este martes la delegación de competencias del Port Olímpic al Ayuntamiento de Barcelona por un periodo de 30 años. Con esta medida, el Gobierno municipal de Ada Colau ya puede empezar a desplegar el plan director para impulsar el nuevo modelo y la transformación integral del espacio.

La hoja de ruta dibujada por el equipo de gobierno municipal pretende integrar el puerto con la ciudad a través de una enorme reforma del espacio público, la mejora de la infraestructura portuaria y un nuevo modelo de usos y actividades que deje atrás el ocio nocturno. Asimismo, apuesta por la economía azul, el deporte y la restauración de proximidad, según ha informado el consistorio en un comunicado.

Empezar en el 2020

El proyecto se licitará próximamente para poder empezar las obras durante el 2020, la delegación de competencias será por un periodo de 30 años a contar desde el 30 de abril de 2020, y facilitará su recuperación como espacio ciudadano, potenciará su valor y singularidad, e incrementará su rendimiento social.

Realizado el trámite de este martes, el ayuntamiento ya puede desarrollar las intervenciones más prioritarias, empezando por la del Dic de Recer, donde se ejecutarán mejoras para solucionar los problemas de rebasamiento que sufre y garantizar la seguridad y correcta funcionalidad del puerto.

La siguiente actuación será el cese de los actuales usos de los locales de ocio nocturno en el muelle de Mestral, coincidiendo con la finalización de la concesión vigente, y permitirá preparar las futuras concesiones y adecuar los locales para los nuevos usos vinculados a la economía azul y al nuevo modelo de restauración de proximidad.

39 millones de euros

El proyecto de transformación prevé una inversión de 39 millones de euros y se financiará con la generación de ingresos provenientes de la comercialización de los locales y los amarres del puerto, y se pasará de los 23.838 metros cuadrados actuales a un total de 48.616 metros cuadrados.

El sector del ocio nocturno lleva meses criticando con dureza este plan de Colau para el Port Olímpic, acusando al equipo municipal de condenar al paro a decenas de empleados de diferentes locales abocados al cierre. Por contra, entidades vecinales aplauden que se ponga fin al gamberrismo y al turismo de borrachera que se había desmadrado en la zona.