25 sep 2020

Ir a contenido

Un empleado infiel

Esclarecido el robo de 62 bicicletas de lujo en un concesionario de Barcelona

Los Mossos detienen a cuatro hombres y dos mujeres que ofrecían los vehículos en Wallapop

El principal acusado trabajaba en la tienda de los ciclos en el Eixample y los desviaba para venderlos

Óscar Hernández

Un turista con una bicicleta eléctrica, en el paseo Marítimo de la Barceloneta.

Un turista con una bicicleta eléctrica, en el paseo Marítimo de la Barceloneta. / MÒNICA TUDELA

Decenas de bicicletas de alta gama fueron desapareciendo misteriosamente de una tienda especializada de Barcelona. El propietario lo había denunciado a los Mossos d'Esquadra pero el misterio no se resolvía, aunque algunas de las bicis habían sido detectadas a la venta en Wallapop y sus vendedores, detenidos. Cuando una de las compradoras, que desconocía que la suya era robada, acudió hace unos días a la misma tienda para repararla, los agentes del grupo de investigación de la comisaría del Eixample pudieron cerrar el caso. Finalmente, la operación policial ha permitido esclarecer la sustracción de 62 bicicletas nuevas de lujo (muchas de ellas eléctricas, y el resto de montaña y ciudad) con un precio medio de 2.000 euros cada una y detener a cuatro hombres y dos mujeres, entre ellos el trabajador infiel y presunto cabecilla. Los agentes han recuperado ocho de las bicicletas robadas.

El caso se ha resuelto gracias a que la joven compradora llevó su nueva bici al servicio oficial de la marca. El empleado del taller consultó el número de bastidor en su base de datos y, premio, se trataba de una de las muchas bicicletas sustraídas en la empresa, cuyo nombre y marca oficial los Mossos d'Esquadra no han difundido.

Sin bici ni dinero

Para desgracia de la propietaria, la bicicleta ha quedado en depósito judicial, al tratarse de un artículo robado, y ella ha perdido todo el dinero que pagó por ella, unos 1.000 euros, la mitad de su valor oficial. Pero gracias a esta avería y asistencia en el taller, los investigadores pudieron empezar a tirar del hilo hasta dar con el vendedor ilegal de la bici. Curiosamente, tenia antecedentes por otras ventas similares. El delincuente era, al parecer, un transportista al que le decían donde debía recoger y llevar cada bicicleta, cuyo origen ilícito aseguró obviamente desconocer. Los mismo alegaron los demás detenidos. Pero faltaba el eslabón inicial, la persona que desde dentro de la tienda desviaba las bicicletas hacia este mercado ilegal en la web de artículos de segunda mano.

Así como los vendedores de las bicicletas robadas, que las entregaban a través de Wallapop, fueron detenidos en días anteriores, el empleado del almacén que recibía las nuevas bicis y que las robaba sin que nadie lo viera es el último implicado, según fuentes policiales. El valor de las ocho bicicletas recuperadas es de 13.500 euros y el de todas las sustraídas, de unos 100.000.

Precedente de venta por internet

Esta operación policial se inició paralelamente a la detención de dos mujeres por vender también en Wallapop una bici robada valorada en 4.000 euros. La víctima la reencontró en esta aplicación y acudió a la cita para supuestamente recomprarla acompañado de dos mossos de paisano, que detuvieron a las implicadas en Ciutat Vella, como ya adelantó EL PERIÓDICO.  Josep Maria Pujol, jefe del grupo de investigación de la comisaría del Eixample, recomienda "desconfiar de los chollos de ventas de bicis en internet, especialmente cuando son nuevas y se ofrecen a mitad de precio".