Ir a contenido

TRANSPORTE PÚBLICO EN BARCELONA

La Favb critica la T-Casual y sugiere la creación de una tarjeta para turistas

La federación de entidades vecinales aplaude los viajes ilimitados de la T-Usual pero tiene dudas sobre la desaparición de la T-10

Luis Benavides

Una estación de la línea 4 del metro.

Una estación de la línea 4 del metro. / Joan Puig

La desaparición de la T-10, la tarjeta de transporte público más utilizada en la capital catalana, sustituida en buena medida por la nueva -y algo controvertida, tanto por precio como por su carácter unipersonal- T-Casual, despierta ciertas dudas en la Federació d’Associacións de Veïnes i Veïns de Barcelona (Favb), que también sugiere la creación de un título "exclusivo y obligatorio" para los turistas.  

En un comunicado, la federación sostiene que faltan datos para garantizar que la también nueva T-Usual, una tarjeta que se puede utilizar de manera ilimitada durante 30 días consecutivos, se transforme en el título más utilizado. “Es fundamental hacer una evaluación continuada del número de usuarios que cambien de título para calificar de éxito o de fracaso la iniciativa”, reza el texto compartido en redes sociales.

La Favb también constata que existe “un sector de usuarios de transporte público a los cuáles no les saldrá a cuenta comprar la T-Usual porque no llegan a realizar los 20 viajes mensuales”. La federación considera injusto catalogarlos como “usuarios esporádicos” y asegura que la alternativa, la T-Casual (1,15 euros más cara que la T-10), penaliza a las personas que hacen dos o más trayectos al día y quieren alternar el transporte público con la llamada movilidad activa (a pie y bicicleta). “El precio de la T-Casual graba este sector”, sentencia.

Con todo, la Favb sí aplaude la creación de un título con viajes ilimitados que permita fidelizar a los usuarios. Hace años que pedían una tarjeta así, aseguran. “También habíamos pedido que el nuevo título no fuera más caro que cuatro T-10 y así ha sido. La nueva tarjeta beneficia a todos los que hagan un mínimo de 10 viajes a la semana”, añaden.

Aumento de la tasa turística

Según datos de la Autoritat Metropolitana del Transport (ATM), la mayoría de los turistas optaban por la T-10, una tarjeta que podían compartir, y ahora se verán abocados a comprar billetes sencillos o la T-Casual, con un precio más elevado y de carácter unipersonal -tan solo se puede validar una vez pero es transferible-. Para la Favb, precisamente el de los turistas es el único colectivo que podría "hacer un esfuerzo para pagar más por el transporte público”. Además, continúan, tampoco es correcto justificar el aumento de precio de la T-Casual (respecto a la T-10) porque “un aumento de 0,11 euros por viaje para ellos no significa nada”.

La Favb sugiere la creación de una nueva tarjeta solo para turistas para que contribuyan “de una manera más justa”. Otra opción, detalla el comunicado, sería aumentar la tasa turística con una transferencia directa hacia el financiamiento del transporte público. 

La federación, como la plataforma ciudadana Promoció del Transport Públic (PTP), también piden a la ATM que el billete sencillo pase a ser un billete integrado que permita hacer los transbordos, en muchos casos obligados con la red ortogonal de buses (con recorridos verticales, horizontales y en diagonal).