Ir a contenido

NUEVOS TÍTULOS

La ATM de Barcelona calcula que un 30% de los viajeros pasarán de la T-10 a la T-Usual

El 50% de los usuarios de la tarjeta multipersonal con 10 viajes apenas gastan una o menos al mes

La plataforma de usuarios Promoció del Transport Públic aplaude el nuevo sistema tarifario

Luis Benavides

La T-10, la tarjeta más usada, desaparece en el nuevo modelo tarifario.

La T-10, la tarjeta más usada, desaparece en el nuevo modelo tarifario. / Europa Press

La desaparición de uno de los títulos más populares, la T-10, ha sido largamente criticada por muchos usuarios del transporte público de Barcelona, principalmente en redes sociales, tras el anuncio del nuevo sistema tarifario y la presentación de nuevos billetes. El motivo de la queja: la nueva T-Casual sustituirá este título por un precio más elevado y con un carácter unipersonal –que tan solo se puede validar una vez pero es transferible-. El precio para 1 zona sube de los 10,20 euros hasta los 11,35 euros.

La Autoritat del Transport Metropolità (ATM) calcula -a partir de una encuesta realizada en el 2017- que un 30% de los usuarios de la T-10 podrían pasar a la T-Usual, otro nuevo título que en este caso vendría a sustituir la T-Mes y la 50/30. Se trata de una tarjeta que se puede utilizar de manera ilimitada durante 30 días consecutivos. Es personalizada, por lo tanto solo la puede utilizar el titular del billete, y el precio para 1 zona es de 40 euros. Este precio supone una rebaja para los habituales de la T-Mes (54 euros) y 50/30 ( 43,50 euros). 

Los últimos datos facilitados por la ATM parecen apoyar la reformulación de los títulos. El 50% de los usuarios de la T-10 gastan una o menos al mes, según datos del 2017, por lo que no son precisamente usuarios muy habituales del transporte público, y el nuevo sistema persigue fomentar un cambio de hábitos. El 94% de las validaciones en T-10, además, son unipersonales, otro dato que desmontaría uno de los argumentos principales de los detractores de la T-Casual por no permitir dos o más validaciones en un mismo viaje. 

Los habituales aplauden la 'tarifa plana' 

La plataforma ciudadana Promoció del Transport Públic (PTP) aplaude la nueva estructura tarifaria porque consideran que favorece a los usuarios frecuentes del transporte público por encima de los ocasionales y puede contribuir a fidelizar el uso. "Hace tiempo que pedimos títulos con 'tarifa plana', algo muy habitual en el resto de Europa", explica uno de los portavoces de la plataforma de usuarios, Daniel Pi, a EL PERIÓDICO.

Para la plataforma, "la inmensa mayoría de los usuarios del transporte público" salen ganando con el nuevo sistema tarifario. Pi pone algún ejemplo para justificar su afirmación: "Para una persona que realiza dos viajes al día, ir y volver, durante 20 días laborables, la T-Usual es perfecta porque cubre eso y al ser ilimitada también la puede usar el fin de semana".  Respecto a la T-Casual, la que sustituye a la T-10 con un precio ligeramente superior, el portavoz de los usuarios considera que "ese incremento del 10% aproximadamente" es razonable después de varios años con tarifas congeladas. Con la eliminación de la T-10, además, considera Pi, se deja de "subvencionar el transporte ocasional de los turistas".

La T-16, otro título nuevo, gratuito, para menores hasta los 16 años, supone una "medida correctora" interesante para la plataforma PTP. Y es que los progenitores que usaban una T-10 para toda la familia ahora solo tendrán que validar sus viajes con la T-Casual (o T-Usual, en función de los viajes que hagan al mes). Los más pequeños no pagarán.  Este diario se ha puesto en contacto con la Federació d'Associacions de Mares i Pares d'Alumnes de Catalunya (FAPAC) pero sus portavoces prefieren no posicionarse al respecto pues desconocen exactamente cómo afectará a su día a día este nuevo sistema. 

Puntos débiles

Puestos a mejorar alguna cosa del nuevo sistema, la plataforma de usuarios defiende que los billetes sencillos, dirigidos principalmente a los ocasionales, sean multimodales -que permitan cambiar de modo de transporte con un mismo viaje- pues podría ser "una puerta de entrada a nuevos usuarios" y la creación de una tarifa pensada para los grupos familiares de fuera de la ciudad, de las coronas exteriores. "La nueva T-16 solo sirve para una zona y si una familia que vive en la segunda o tercera corona, por ejemplo, quiere visitar Barcelona se debería permitir que los más jóvenes viajen gratis. Esta tarifa se podría limitar, si fuera conveniente, a los fines de semana", sugiere Pi.

Más barato que en Madrid

Respecto a Europa, el cambio de sistema con nuevos títulos supone “una mejor oferta tarifaria”, según fuentes municipales, que recuerdan que el abono mensual en ciudades como Viena y París ascienden a 51 euros (11 euros más que la T-Usual) o 75 euros (casi el doble), respectivamente.  En Madrid, detallan, el abono mensual cuesta 54 euros y lo más parecido a la T-10 –multiviaje e integrado- tiene un precio de 18 euros (también más caro que la T-Casual).