29 oct 2020

Ir a contenido

TRANSPORTE PÚBLICO

Barcelona espera recuperar unos 15 millones por el fiasco de la T-Mobilitat

La teniente de alcalde de Movilidad del ayuntamiento, Janet Sanz, exige a la ATM que reclame los costes asociados al retraso que no son imputables a las administraciones

El Periódico

Unos usuarios del metro validan sus billetes, en octubre.

Unos usuarios del metro validan sus billetes, en octubre. / ÀNGEL GARCIA

Horas después de la presentación de los nuevos títulos de transporte, la teniente de alcalde de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, pusó el foco en la futura T-Movilitat. Aseguró que el consistorio ha exigido a la Autoritat Metropolitana del Transport (ATM) -un organismo mayoritariamente representado por la Generalitat (51%)- que reclame entre 10 y 15 millones de euros a las empresas gestoras de la futura T-Mobilitat. La cifra, puntualizó, todavía no está clara, a falta de la presentación de resultados. El estreno de esa tarjeta, después de muchos años de retraso, será el 1 de enero del 2021. La ATM ha rehusado facilitar más información al respecto.

Sanz, en el programa ‘Bàsics’ (Betevé), también lamentó que esta tarjeta unipersonal todavía no haya entrado en funcionamiento después de años de estudios por la “mala gestión de algunos operadores”. "Aquí había un calendario que no se ha concretado", afirmó la teniente de alcalde, quien considera necesario recuperar los costes asociados al retraso "que no son imputables a las administraciones". 

La "esperada y deseada T-Mobilitat", en palabras de Sanz, es el objetivo último y el nuevo sistema tarifario es un paso previo, revolucionario pero previo. La T-Mobilitat, recordó, deberá integrar todos los servicios e incorporar diferentes modos de transporte sostenibles como la bicicleta, el buso, el metro o el tren.  En el 2021 tiene que llegar "sí o sí", añadió.

Respecto a las críticas recibidas por las nuevas tarifas y sobre todo por la desaparición de la T-10, Sanz ha subrayados que el incremento entre la tarjeta multipersonal con 10 viajes y la nueva T-Casual es de "céntimos". Tarjetas como la nueva T-Usual –que releva a la T50/30 con viajes ilimitados y con una rebaja de precio- beneficia a los usuarios habituales del transporte público, aseguró. En la misma línea, el ‘conseller’ de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, también ha defendidoesta mañana las nuevas tarifas. En declaraciones a Catalunya Ràdio, Calvet ha afirmado que la T-Usual debería ser el “título estrella”.

La T-10, añadió Sanz, beneficiaba principalmente a los turistas. “Un turista que viene a la ciudad, utiliza el transporte público dos días y se beneficia de la T-10  tienen poco sentido”, añadió.