Ir a contenido

El vínculo de dos grandes urbes

La Fundació Romea acoge debates sobre la relación cultural entre Madrid y BCN

El teniente de alcalde de Cultura Joan Subirats pide que se reconozca la igualdad de las dos urbes

Gisela Macedo

De izquierda a derecha, Riera, Subirats y Martí, en el debate de la Fundació Romea, el lunes por la noche.

De izquierda a derecha, Riera, Subirats y Martí, en el debate de la Fundació Romea, el lunes por la noche. / Ricard Cugat

Barcelona y Madrid, además de ser las mayores ciudades del país por tamaño, también lo son a nivel cultural. Eso sí, cada una a su manera. Mientras Barcelona acoge decenas de festivales culturales y presume de ser la única con nueve monumentos patrimonio de la humanidad según la Unesco, Madrid destaca por su riqueza en museos de arte y en el campo de la música clásica. Ante la presencia de semejantes potencias culturales en un mismo país, parece lógica la idea de que ambas colaboren para sacarse el máximo partido. 

Esta es una de las principales cuestiones que se tratarán en los encuentros que la Fundació Romea ha puesto en marcha en Barcelona y Madrid, bautizados como Inventari sobre la ciutat construïda, que cuentan con la presencia de artistas e intelectuales de ambas ciudades.

Diferencias de tamaño

En el primer debate participaron el pasado lunes por la noche Joan Subirats, teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, y Josep Martí Font, periodista y autor del libro La España de las ciudades. Félix Riera actuo como moderador.

Si hablamos de comparar Barcelona y Madrid, un factor importante es su tamaño y las dificultades de expansión que tiene Barcelona. Para no frenar su crecimiento, los dos ponentes señalan como un acierto entender el Área Metropolitana como un todo. En este sentido, Subirats propone un «pacto cultural metropolitano para hacer cosas juntos desde la pluralidad».

Martí Font, por su parte, recuerda la «fantástica idea» que propuso Ada Colau de elegir un alcalde metropolitano, una idea de la que «nunca más se ha vuelto a hablar». Este obstáculo no existe en Madrid, donde según el periodista hay «dos administraciones hechas a su medida: el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid». 

A parte de los obstáculos administrativos, para los ponentes es importante aceptar que, probablemente, Barcelona jamás contará con los grandes equipamientos de los que Madrid, como capital del Estado, sí dispone. Por ello, es necesario que Barcelona no caiga en el error de intentar imitar a  Madrid y que saque partido a sus propios puntos fuertes: la tradición cultural de los barceloneses y las prestigiosas universidades barcelonesas, «las más potentes de España según todos los ránkings, y a las que no sacamos suficiente partido», según Martí Font. Así mismo, Subirats destaca el papel que juega Barcelona en la industria de los videojuegos en Europa, junto con Berlín y Londres.

¿Cocapitalidad?

A pesar de las diferencias, ¿es factible una unión cultural entre Barcelona y Madrid? Esto es algo complicado, en opinión de Subirats: «Para eso necesitamos el reconocimiento de que somos iguales, de que hablamos de dos ciudades con capacidades», algo que, al parecer, no se cumple a día de hoy.

De hecho, el propio Subirats asegura que en conversaciones con ciertos miembros del Gobierno central sobre la posibilidad de acoger una parte del Museo del Prado en Barcelona, la respuesta ha sido que «entonces también lo pedirán Cuenca y Zamora». En conclusión, que por ahora Madrid «no acepta la idea de cocapitalidad –según el teniente de alcalde– por razones en las que no vamos a entrar».

Temas: Madrid