Ir a contenido

VÍDEO EN YOUTUBE

Los Mossos buscan a unos menores que se grabaron sobre el funicular de Vallvidrera

Cuatro chicos se subieron al techo del convoy en marcha

Los Mossos buscan a dos jóvenes que se grabaron sobre el funicular de Vallvidrera. / MOSSOS / EFE

Los Mossos d'Esquadra buscan a unos menores que se subieron al funicular de Vallvidrera en marcha, se grabaron con un móvil y un dron y colgaron el vídeo en Youtube. Los Mossos ya han anunciado que les denunciaran por la vía administrativa por vulnerar ley de seguridad ferroviaria y por no tener permiso para usar un dron en zona urbana. 

Los menores se subieron al convoy desde un talud, se grabaron desde el techo del vagón y descendieron en la parada del funicular. Y después, lo usaron, ya sentados como cualquier otro viajero "para volver".

Los cuatro amigos tenían planificada grabar su 'hazaña' con un móvil de última generación y hacerlo también con el pequeño dron de uno de ellos, pero se dieron cuenta de que no habían insertado la tarjeta SD que permite grabar las imágenes, por lo que optaron por repetirlo todo de nuevo. Es decir, que volvieron a subirse al techo del funicular y hacer el recorrido saludando a las cámaras.

En la grabación aparecen cuatro jóvenes, dos de los cuales se suben al funicular y un tercero maneja el dron a distancia. Del cuarto se ignora el papel. Su objetivo era subir la grabación, editada, al canal de uno de ellos, Pacome Pegaz, que actúa como protagonista y narrador.

Su canal se dedica al 'parkour', una actividad que consiste en recorrer lugares escarpados corriendo, al estilo de los personajes de los videojuegos, "desde el 2016", explica. En esta ocasión, el salto al funicular entra dentro del "trainsurfing", un género en el que los protagonistas recorren distancias en el techo de trenes y que ha costado algunos accidentes muy graves, algunos mortales.

La grabación ha acumulado más de 10.000 visitas desde el pasado 26 de noviembre. 

Los jóvenes son conscientes en todo momento del riesgo físico al que se enfrentan, y de que les puede caer al menos una multa. "Esto puede acabar muy bien o muy mal", aseguran en el vídeo.

La policía catalana recuerda la insensatez de jugarse el físico por colgar un vídeo en las redes sociales.