Ir a contenido

REIVINDICACIÓN HISTÓRICA

El Besòs limpia su 'skyline' con la eliminación de seis torres eléctricas

La retirada de las líneas de alta tensión también mejora la calidad del suministro en la zona

Luis Benavides

Tareas de desmantelamiento de una de las torres de media tensión de Sant Adrià del Besòs. / FOTO Y VÍDEO: NORMA VIDAL / ACN

El Parc Fluvial del Besòs estrena nueva imagen, mucho más acorde a la tan deseada renaturalización del espacio. Los vecinos y habituales del parque, situado en el municipio de Sant Adrià de Besòs, ya no verán más las seis torres eléctricas de media tensión cuyas líneas cruzaban el tramo final del río. Se trata de una mejora principalmente estética, aunque también mejorará la calidad del suministro, según han explicado fuentes de Endesa.

La retirada de las torres metálicas ha empezado hoy viernes sobre la  11 de la mañana, si bien los trabajos previos comenzaron hace dos meses con la instalación de nuevas líneas subterráneas por la calle de Olímpic. Por este motivo, en ningún momento los vecinos de la zona han sufrido un corte del servicio.  Los cables ahora pasan bajo tierra y cruzarán el río por la estructura ferroviaria de Adif. Una decena de operarios han procedido a destensar los cables y una vez en tierra, una grúa ha tumbado las torres para su posterior troceo.  

La operación, que ha costado 248.000 euros, era una reivindicación histórica de vecinos y ayuntamiento. “En el 2004 ya se retiraron varias líneas y quedaron estas pendientes. El motivo es que está en un punto en el que se hace necesario reunir muchos permisos, principalmente del ayuntamiento, Adif y la Agència Catalana de l’Aigua”, ha explicado el responsable de la red de baja y media tensión de Endesa en el sector Barcelonès Nord, Joan Rovira. Cuando conseguían una autorización, ha añadido, no tenían las otras. Y cuando llegaba el resto, las primeras habían caducado. Permisos al margen, ha admitido Rovira, la iniciativa se ha podido llevar a cabo porque este año sí han tenido una dotación presupuestaria.

Las líneas eléctricas no eran un peligro, ni para los usuarios del parque ni para la fauna que en los últimos años ha vuelto al parque, aseguran fuentes de Endesa. Con todo, Rovira destaca como beneficios principales de la retirada de las torres, además del impacto visual de las infraestructuras, la mejora de la calidad del suministro, pues las nuevas líneas incorporan la última tecnología y no estarán expuestas a las inclemencias del tiempo

En total, los operarios contratados por Endesa han retirado 450 metros de cable y media docena de torres de unos 16 metros de altura. Quedan otras tres en la parte alta del río y la intención de la compañía es retirarlas en una segunda fase, previsiblemente en el 2020.