22 feb 2020

Ir a contenido

siete siglos

El monasterio de Pedralbes reconstruye su historia a través de la realidad virtual

El cenobio estrena exposición y pagina web con restituciones virtuales de los cambios arquitectónicos que ha sufrido desde su fundación

La iniciativa narra también la vida de la comunidad de las monjas clarisas desde que Elisenda de Montcada mandó su construcción en 1325

Natàlia Farré

Un visitante del monasterio de Pedralbes con las gafas de realidad virtual.

Un visitante del monasterio de Pedralbes con las gafas de realidad virtual. / JOAN MATEU PARRA

Elisenda de Montcada pocos le tosían. No solo era reina, fue la última esposa de de Jaume II, sino que también era miembro de la familia más noble de las familias más nobles de Catalunya. Por sus  venas corría sangre de los Montcada y de los Pinós. Ahí es nada. Fundó el monasterio de Pedralbes para ganarse el cielo. Ahí se trasladó al quedarse viuda, y ahí está enterrada. A Violant de Montcada, pariente suya,  tampoco le faltaban ni arrestos ni alcurnia. Fue abadesa del cenobio por dos veces, tantas como fue destituida por Fernando el Católico. El monarca, tras la unión con la corona castellana, quería cambiar las normas de Pedralbes y, sobre todo, mermar el poder de los Montcada y demás linajes poco afines a su causa. Pero lo dicho, Violant  era poderosa y no se achantó ante el rey, todo lo contrario, se fue a Roma para defender sus derechos ante el Papa saltándose así todas las normas. 

Las dos, Elisenda y Violant, cuentan historias diferentes. La primera narra la fundación del monasterio en 1325. Y su visión de ponerlo bajo protección real y del Consell de Cent. Acto que ha permitido al cenóbio sobrevivir siete siglos y convertirse en "el monasterio urbano femenino en uso más importante de Europa que, además, está íntimamente relacionado con la historia de su ciudad y su gobierno". Palabra del historiador Reinald Gonzàlez,

La segunda, Violant de Montcada, ejemplifica el poder que tenía el cenobio, tanto político como económico y social, y las luchas intestinas que hubo a finales del siglo XV para ostentar el cetro. Y ambas son dos de las protagonistas de la historia que explica 'Rere els murs del monestir', el recurso digital recién estrenado por Pedralbes. No es una web cualquiera, es una página interactiva en la que "el 100% de la información que facilita es fruto de la investigación física, incluso de los espacios de clausura, y documental que se está haciendo desde 1998". Y una web que permite recorrer la historia y la arquitectura del cenobio desde su fundación hasta la actualidad, y permite hacerlo con restituciones virtuales en 3D de los espacios y las arquitecturas.

‘Celiandrat de pollastre’

"Desde las luces a los andamios, pasando por las mesas, las vajilla, los alimentos... todo está documentado", asegura la directora del centro Anna Castellano. Así, uno puede pasear por el claustro en época medieval y disfrutar de las plantas que lucía, todas con su simbolismos: rosas rojas por la pasión de Cristo y lirios blancos por la pureza de María. O sentirse como Francesca Saportella (otra Montcada con poder en Pedralbes) extasiada en la capilla de Sant Miquel, la joya del 'trecento' catalán salida del pincel de Ferrer Bassa.

El proyecto, además, incluye un juego en el que se pueden aprender recetas (documentadas, por supuesto) de la época, como el celiandrat de pollastre, y una exposición en la que sumergirse en el entorno medieval a través, también, de la realidad virtual. 

Temas Exposiciones