22 feb 2020

Ir a contenido

sector económico

El comercio turístico exige un plan económico para «relanzar la ciudad»

El congreso anual de Barcelona Oberta alerta de la pérdida de pulso local

Collboni anuncia 100.000 € para compensar a tiendas y cultura del centro

Patricia Castán

Ambiente comercial en el Portal de l’Àngel.

Ambiente comercial en el Portal de l’Àngel. / JOAN CORTADELLAS

El electrocardiograma de Barcelona en los últimos años ha sido como una montaña rusa que ha evidenciado el tremendo aguante de la ciudad tras encajar desde un grave atentado terrorista, a  ser escenario central de las movilizaciones post 1-O, pasando por arrebatos turismofóbicos, enfrentamientos entre los sectores económicos y el primer gobierno municipal de Colau, o la ola de altercados tras la sentencia del procès. El resultado podría haber sido mucho más letal para el pulso local, pero sí ha dejado unas secuelas en la actividad económica que ayer llevaron a Barcelona Oberta (la unión de ejes comerciales más céntricos y turísticos) –arropada por la hostelería, Pimec y Foment del Treball, entre otros–, a clamar por un «plan económico para relanzar la ciudad» con apoyo de «todas las instituciones».

El congreso anual (Summit) de la potente entidad comercial cumplía cinco ediciones y aprovechó la amplia alineación de representantes institucionales para pedir el relanzamiento de laciudad y su imagen internacional. Un camino que el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni (PSC), ya ha allanado y tiene entre sus prioridades en el área económica, admite. 

BCN ratifica que en el 2020 habrá una campaña navideña potente, y los barrios piden que llegue a todos

El encuentro, de nuevo en El Molino, sirvió para que esas dos grandes patronales catalanas invitadas volvieran a clamar por el «diálogo político» y la paz social, pero sobre todo para sacar pecho por la capitalidad de Barcelona y la necesidad de que la ciudad recupere «la autoestima», como reflexionó el propio Collboni. El edil anunció 100.000 euros extraordinarios para ayudar a dinamizar comercio y oferta cultural en el centro, que ha sido la zona más tocada por los incidentes en las calles desde octubre, tratando de recuperar a los usuarios que lo evitan en las últimas semanas. Una aportación que GabrielJené, presidente de Barcelona Oberta, agradece, pero que ve como un grano de arena en las necesidades de promoción de la ciudad catalana, tras varios años casi en blanco.

En su intervención, el concejal socialista dejó claro que su entrada como socio de gobierno de Colau ha marcado un punto y aparte en la relación con los sectores económicos. Ha resucitado el esperado proyecto de los BIDS (zonas autogestionadas de comercio que les darían «más competitividad»), está abierto a más ayudas a la promoción, ha promovido una campaña de Navidad más potente («sin pretender ser Vigo») para el 2020, persigue una Expo 2030 y quiere defender con uñas y dientes la continuidad del congreso mundial de telefonía móvil en Barcelona.

No obstante, en el discutido ámbito navideño, el comercio de los barrios, aglutinado en Barcelona Comerç, manifestó claro poco después en un comunicado su rechazo a «la concentración de grandes montajes en el centro», ya que todos los ejes quieren las «mismas ventajas». En la actualidad, todo el comercio asociado (en una u otra asociación) paga la iluminación de sus calles a medias (y querría no asumir tanto gasto)  con el ayuntamiento.

En busca de la reconexión

Pero en el Summit, y con un contundente vídeo de presentación, por lo que se apuesta es por «reconectar» Barcelona, si es que es cierto que se ha quedado atrás. Un elenco de voces dispares –del director del Mobile World Capital Barcelona (Carles Grau), al director de Serveis Internacional a l’Hospital de Sant Joan de Déu, Antoni Arias–,  en la misma sintonía abogaron por exprimir las potencialidades de la ciudad (de las smart cities al turismo) o dar más «eficiencia» al binomio público-privado, como defendió hasta la directora de Comerç de la Generalitat, Muntsa Vilalta.
El camino será duro: como dijo Jené, «ahora tenemos un ayuntamiento más ‘business friendly’ (amigo de los negocios)», pero que ya ha lanzado dos dardos en poco tiempo: el aumento de las tasas turísticas y a las terrazas, sobre todo las más céntricas. 

Barcelona Comerç festeja sus 15 años con premios y homenajes

Momento del homenaje a Gasca, con imágenes del comerciante en su tienda.  / BARCELONA COMERÇ - ASIER ALTUNA

Barcelona Comerç, la entidad que aúna a los ejes de comercio de los barrios, celebró el martes su 15º aniversario con una gala para 280 asistentes, donde se entregaron los premios al comercio, el talento y la innovación. Pero también se estrenó el galardón Joan Mateu (en recuerdo al fallecido líder del sector), que recayó en Vicenç Gasca, presidente de los comerciantes de Sant Antoni y que encabezó varios años Barcelona Comerç. El auditorio le dedicó un emotivo homenaje.