Ir a contenido

La plaza de Universitat, reabierta al tráfico tras el desalojo

Colau justifica el desalojo: "era de sentido común que la ocupación no podía ser indefinida"

Los CDR acusan a Colau de sumarse a la "ola represiva de Buch y los Mossos"

El Periódico

Normalidad en la plaza de la Universitat de Barcelona tras el desalojo de la acampada. / MANU MITRU / VÍDEO: POL SOLÀ / ACN

Tras 21 días de acampada en protesta por la sentencia del 'procés', la plaza de Universitat de Barcelona recupera desde primera hora de la mañana la normalidad, pese a que cuatro personas han vuelto para volver a ocuparla y la Guardia Urbana les ha echado. 

El desalojo ha hecho, sobre todo, recuperar la movilidad. Mientras ha durado, el tapón que ha producido ha cortado la circulación de la Gran Via, las rondas Universitat y Sant Antoni y de la calle de Pelai. Otro agravio notable lo han sufrido los comerciantes, según han denunciado reiteradamente.

Así ha sido el desalojo de la acampada de plaza de Universitat de Barcelona. / FERRAN NADEU / VÍDEO: GUILLEM SÁNCHEZ

TMB suprimió cinco paradas y alteró el recorrido habitual de 10 líneas de autobús, que diariamente trasladan a más de 140.000 usuarios. Este miércoles las líneas han recuperado su recorrido.


La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, ha justificado este miércoles el desalojo por la ocupación indefinida que se estaba produciendo en una arteria importante para la movilidad de la ciudad como es la Gran Via, y también por el deterioro de la situación en la plaza. "Era de sentido común que no puede ser que una vía tan principal esté cortada de forma indefinida por una protesta que además había ido disminuyendo de manera significativa, y la situación en la plaza se estaba deteriorando", indicó Colau.

La alcaldesa ha asegurado que los cuerpos policiales han intentado primero llegar a un acuerdo "de sentido común" con los acampados a través de la mediación, pero no ha sido posible. En todo caso, ha asegurado que "el derecho a la protesta está siempre garantizado para todos",  pero esta situación "no se podía prolongar de forma indefinida"
 

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ha destacado este miércoles la operación "bien planificada y rápida" de la Guardia Urbana, y ha explicado que en el desalojo participaron unos 150 agentes correspondientes a cuatro unidades, con el apoyo de agentes antidisturbios y de seguridad ciudadana del Eixample de los Mossos, que no han tenido que intervenir.

Acabado el desalojo, han intervenido 84 operarios de la limpieza para dejar libre la plaza y las calles del entorno, como la Gran Via y Pelai. 

El primer teniente de alcaldía de Barcelona, el socialista Jaume Collboni, también ha felicitado a la Guàrdia Urbana por su actuación "eficaz, prudente y proporcional" en el desalojo de la acampada de plaza Universitat.

Los CDR se han apresurado a cargar contra Ada Colau por el desalojo. Los comités han acusado a la alcaldesa de Barcelona de sumarse a la "ola represiva de Miquel Buch y los Mossos d'Esquadra". A través de Twitter, han denunciado que los agentes de la Guardia Urbana actuaron "de madrugada, con violencia, sin identificar y con detenciones irregulares".