Ir a contenido

COMISIÓN MUNICIPAL DE DERECHOS SOCIALES

Barcelona aprueba reconvertir la comisaría de Via Laietana en espacio de memoria

La propuesta de ERC logra el apoyo de los grupos de BComú, el PSC y JxCat

El acuerdo requiere el improbable respaldo del Gobierno central a la medida

Toni Sust

Concentración ante la comisaría de Via Laietana, durante la huelga general de octubre del 2017.

Concentración ante la comisaría de Via Laietana, durante la huelga general de octubre del 2017. / FERRAN SENDRA

La comisión municipal de Derechos Sociales ha aprobado este martes la propuesta de ERC de reconvertir la comisaría de policía situada en el número 43 de la Via Laietana en un espacio de memoria de la represión franquista, habida cuenta de que en sus dependencias permanecieron detenidas miles de personas durante la dictadura, que conocieron de primera mano los métodos de tortura que allí se aplicaban a los que esperaban, con ganas, acabar su estancia aunque fuera para ser trasladados a la cárcel.

La propuesta de ERC ha recibido el apoyo de los dos socios del gobierno municipal, Barcelona en Comú y el PSC, así como el de Junts per Catalunya. En contraste, Ciutadans, Barcelona pel Canvi y PP se han mostrado en contra.

Propuesta aprobada en el Congreso

La proposición aprobada insta al consistorio a negociar con el Gobierno central el traslado de la comisaría a otro edificio, a ceder la titularidad del actual al ayuntamiento o a la Generalitat y a convertirlo en un centro de memoria sobre la represión franquista y la lucha por las libertades democráticas. También determina que se elabore el plan de usos del inmueble y que este sea declarado bien de interés local.

La medida tiene un tanto de quimérico, en el sentido de que las propuestas que se aprueban en las comisiones municipales no son vinculantes ni para el propio ayuntamiento. Y si no lo es para el ayuntamiento, tampoco lo será para el Gobierno central, que es el que debería dar luz verde a la operación. Algo que en el contexto actual no parece sencillo, aunque la vida da muchas vueltas y quizá si el exconcejal Jaume Asens deviene ministro facilita las peticiones del consistorio.

Sin embargo, la iniciativa de ERC cuenta con un punto de apoyo que en teoría es bastante sólido: el Congreso aprobó en el 2017, con el voto contrario del PP, y con el apoyo del resto de los grupos, incluido Ciudadanos, el traslado de la comisaría a otro emplazamiento. Lo hizo ante una proposición no de ley presenta también por los republicanos. El acuerdo de este martes insta al gobierno de Ada Colau a exigir la aplicación de esa proposición no de ley.