Ir a contenido

SEGURIDAD VIAL

Barcelona pondrá tres nuevos radares de tramo

Uno se colocará en el túnel de la Rovira, otro en la Ronda del Mig con Badal y el tercero, en la Ronda Litoral a la altura del Moll de la fusta

Luis Benavides

Imagen del túnel de la Rovira, esta tarde

Imagen del túnel de la Rovira, esta tarde / ELISENDA PONS

Barcelona quiere reducir en un 20% el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico y en un 16% el de heridos graves. Con este objetivo, el consistorio ha presentado este lunes el nuevo Plan de Seguridad Viaria (PSV) para el periodo 2019-2022, un documento con 95 medidas y más de 100 acciones. Entre las destacadas, la instalación de tres radares de tramo, en funcionamiento en el 2020. Uno se colocará en el túnel de la Rovira, otro en la Ronda del Mig con Badal y el tercero, en la Ronda Litoral a la altura del Moll de la fusta. Esta medida, y exactamente en esos tramos, por la concentración de accidentes, está encima de la mesa del consistorio desde el 2017.

El nuevo plan sigue la estela del anterior, el PSV 2013-2018, pero incorpora las nuevas forma de desplazarse. La concejala de Movilidad, Rosa Alarcón, acompañada por el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, ha subrayado que la movilidad en la capital catalana ha cambiado "radicalmente", sobre todo tras la irrupción de los llamados vehículos de movilidad personal (VMP), una categoría que incluye patinetes, segways, bici-taxis y monociclos eléctricos, entre muchos otros. 

Entre las medidas para crear "un entorno más seguro y amable", Alarcón ha destacado la creación de un Código de Buenas Prácticas al que deberán adherirse todas las empresas de alquiler de bicicletas eléctricas y 'motosharing' y la señalización de espacios donde "hay confusión para el peatón" como los carriles bici de doble sentido.

Las personas usuarias de los vehículos de dos ruedas compartidos –las licencias se concederán antes del 1 de enero del 2020, coincidiendo con la puesta en marcha de la Zona de Bajas Emisiones que circulen de manera temeraria o imprudente serán expulsadas del sistema. Queda pendiente definir, ha puntualizado Alarcón, si será “a la primera, segunda o tercera infracción”. Una vez decidido este punto se aplicará más pronto que tarde también al servicio de Bicing, ha añadido la concejala, preocupada por la relación entre la “impericia” de los usuarios del servicio de ‘motosharing’, una modalidad en auge, y la siniestralidad.

Controlar la velocidad

Los radares jugarán un papel clave en la nueva estrategia municipal, como ya adelantó hace unas semanas la concejala de movilidad.  "La velocidad en nuestra ciudad es demasiado alta", ha asegurado Alarcón, quien ha insistido en la necesidad de ampliar las 'zonas 30' y, sobre todo, "hacer respetar" los límites de velocidad. En este sentido, el consistorio ya trabaja en la colocación de radares. Los primeros radares de tramo estarán situados en el túnel de la Rovira, el túnel de Badal (Ronda del Mig) y Moll de la Fusta (Ronda Litoral). "Si las aceras son para los peatones, la calzada debe ser para los demás modos de transporte y es necesario garantizar la convivencia”, ha subrayado Alarcón.

Hasta el 16 de noviembre, 19 personas han perdido la vida en accidentes de tráfico: 11 motoristas, seis peatones, un ciclista y un conductor de un turismo. En el 2018, 21 personas perdieron la vida en un accidente de tráfico. “Más allá de estadísticas y números, detrás de cada víctima hay una familia, unos padres, unos hijos. Es importante que vayamos más allá de la cosificación y pensemos que cada víctima es una persona con relaciones”, ha puntualizado Alarcón. Batlle, por su parte, considera necesario dejar de hablar de “accidentes de tráfico” para hablar de “siniestralidad viaria” porque conceptualmente incorpora la posibilidad de hacer prevención.  

“19 muertos es una cifra inasumible socialmente, aunque estemos mejorando las cifras respecto a otros años pero eso no debe darnos satisfacción sino que debemos ser más ambiciosos. No queremos superar los 21 del año pasado en el mes y medio que queda de 2019”, ha afirmado el responsable de prevención y seguridad del ayuntamiento. Con todo, el Ayuntamiento se ha fijado como objetivo para los próximos cuatro años no superar las 18 víctimas mortales y los 167 heridos graves.  "No queremos ni una sola víctima. Solo que haya una víctima mortal o un herido grave nos preocuparemos y trabajaremos para que no se repita", ha puntualizado la concejala de movilidad. Un sistema de tráfico sin muertes o lesiones graves, ha añadido, "es difícil pero no imposible si todos trabajamos en la misma dirección".

Carriles bici de sentido único

En algunas vías, como en la calle de Provença, el carril pasará a tener un sentido único. Y la idea del actual gobierno municipal es eliminar los carriles bicis de doble sentido. "Conseguimos así que el peatón no tenga que mirar para los dos lados", ha añadido Alarcón, quien ha subrayado que "las aceras deben estar libres, no solo de vehículos sino de otros elementos" porque el peatón es "el más débil del sistema". El cambio en la red de carriles de la ciudad de Barcelona, ha puntualizado el director de Servicios de Movilidad del ayuntamiento, Adrià Gomila, será “progresivo” y empezará por los más utilizados y peligrosos.

Gomila, como ejemplo de las numerosas  posibilidades que ofrece la tecnología, también ha destacado la utilización de luces con tecnología led en las aceras, para alertar a las personas de los vehículos y evitar atropellamientos. La medida arrancará con una prueba piloto que pondrán en marcha en algún momento 2020.

El nuevo plan de choque contra la siniestralidad viaria también tiene previsto mejorar la actual red de carriles bici interviniendo en la discontinuidad de la red y tramos con deficiencias. Asimismo, el documento aborda los carriles “a contra mano” que se han creado en los últimos años en diferentes tramos de la ciudad. En estos carriles se han registrado atropellos con autobuses implicados.

El plan también prevé la actualización del manual de carriles bici del ayuntamiento. El plan considera necesario asimismo la estandarización de todos los carriles bici de la ciudad y otorgarles un certificado de seguridad vial.

Radiografía de la movilidad y de la siniestralidad en BCN

En un día laborable, se producen en la ciudad unos 6,1 millones de desplazamientos, 4,5 de los cuales son efectuados por residentes. Dentro de la ciudad, según las últimas cifras que maneja el ayuntamiento, un 50,4% (2,09 millones) de desplazamientos se realizan a pie o en bicicleta. En los desplazamientos de conexión con origen o destino Barcelona, el 52,6% (1 millón) se realizan en transporte público y el 44,2% (839.800) en vehículo privado.

En cuanto a los siniestros, la media de edad de las 19 personas que perdieron la vida en un accidente de tráfico dentro de la ciudad era 42 años. 17 eran hombres y dos, mujeres.