Ir a contenido

ORDENANZA FISCAL APROBADA

La Zona de Bajas Emisiones de BCN contempla bonificaciones para los residentes con rentas bajas

Los titulares de vehículos sin distintivo ambiental con menos recursos quedarán exentos de pagar la tasa de 2 euros que permite circular por el área restringida

Luis Benavides

Señal de la zona de bajas de emisiones (ZBE) de Barcelona en una salida de la ronda.

Señal de la zona de bajas de emisiones (ZBE) de Barcelona en una salida de la ronda. / FERRAN NADEU

La medida estrella de la Barcelona metropolitana para combatir la mala calidad del aire, la Zona de Bajas Emisiones, ha sido duramente atacada desde su presentación desde ciertos sectores al entender que perjudicaba especialmente a las personas con menos recursos. Relacionaban los vehículos vetados, los más antiguos y contaminantes, con las rentas más bajas. Los técnicos responsables de la medida, si bien siempre han sostenido que estas personas suelen desplazarse a diario con transporte público, han respondido introduciendo unas ligeras correcciones en forma de descuentos y bonificaciones.

Dos euros es el importe de la tasa que tendrán que pagar los conductores de vehículos sin etiqueta de la Dirección General de Tráfico (DGT) si quieren circular un día laborable cualquiera entre las 7.00 y 20.00 horas por la ZBE del ámbito Rondes de Barcelona partir del 1 de enero del 2020. Previamente, los titulares de estos vehículos, considerados los más contaminantes del parque automovilístico, deberán darse de alta en el Registro Metropolitano. Tendrán un máximo de 10 autorizaciones diarias al año para moverse por esta área libre de malos humos sin ser multados. 

La propuesta inicial de la ZBE ya incluía una tasa para la gestión de autorizaciones de acceso y circulación de estos vehículos (los diésel matriculados antes del año 2006 y de gasolina previos al 2000), si bien no detallaba el importe exacto y se había barajado la posibilidad de que fuera algo más elevada. También dejaba abierta la posibilidad de una posible exención en forma de descuento o bonificación para los residentes con las rentas más bajas, sin dar muchos más detalles. Finalmente, el pleno del consejo metropolitano del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) ha aprobado este mediodía que los titulares de vehículos sin distintivo ambiental que acrediten una renta de la unidad familiar inferior al doble del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) vigente paguen justo la mitad, 1 euro. Las autorizaciones diarias serán totalmente gratuitas para los que la tengan inferior al IPREM –por debajo de los 538 euros- más un 10% del mismo. 

El vicepresidente de movilidad del AMB, Antoni Poveda, ha subrayado que el objetivo básico de la ZBE es reducir la circulación de los coches más contaminantes porque ocasionan "un verdadero problema de salud pública", pero sin olvidar "las diferentes problemáticas sociales y las personas más vulnerables". 

La ordenanza fiscal de la ZBE que recoge el importe de la tasa para autorizaciones diarias y las bonificaciones también detalla todas las exenciones y la tasa dirigida específicamente a los vehículos extranjeros, que deberán abonar 5 euros para darse de alta en la base de datos del Registro Metropolitano, que será presentado en las próximas semenas.

Plataforma virtual y física

Fuentes del AMB puntualizan que la tasa no es una suerte de impuesto ecológico, sino una manera de financiar la puesta en funcionamiento del Registro Metropolitano, que es la plataforma tecnológica que velará por el control y cumplimiento de acceso y circulación en la ZBE, un ámbito con una superficie de unos 95 kilómetros cuadrados y custodiado por más de 150 cámaras. El ente metropolitano tiene previsto crear en las próximas semanas una línea telefónica y abrir una oficina física que permitirá realizar estas gestiones de manera presencial, dos recursos esenciales para llegar a los colectivos con más dificultades para acceder a internet y en general usar nuevas tecnologías.

Confirmadas las exenciones 

La propuesta de exenciones se mantiene tras la aprobación en el pleno. Así, estarán exentos de la normativa que regula la ZBE y por tanto no deberán pagar esta tasa de dos euros, los vehículos dedicados al transporte de personas con movilidad reducida (VPMR) vehículos de emergencias y servicios esenciales (médicos, bomberos, coches fúnebres, policía, etc.). Todos estos vehículos, con autorizaciones sin coste,  deberán, eso sí, estar dados de alta en el registro para evitar recibir sanciones. La vigencia de estos permisos será de dos años. Pasado este tiempo, los titulares de estos vehículos deberán solicitar el alta nuevamente. 

Los 5 euros que deberán abonar los titulares de vehículos extranjeros que tengan pensado transitar por el área restringida servirán únicamente para comprobar si les corresponde o no un distintivo ambiental. En caso de cumplir los requisitos, podrán acceder y circular libremente por la ZBE como el resto de conductores con etiqueta. De lo contrario, si no pueden acreditar un equivalente ecológico similar, a los 5 euros para iniciar el trámite se añadirán otros dos euros al día hasta un máximo de 10 al año. La vigencia de este permiso será de 30 días.

Los permisos para las personas empadronadas en el ámbito metropolitano con vehículos sin etiqueta están pensados principalmente para casos puntuales y excepcionales como llevar el coche o la moto a una revisión de la ITV. El uso de estos vehículos sin etiqueta acogiéndose a los permisos autorizados se deberá informar con antelación (hasta las 23:59 del día anterior). En caso de urgencia, AMB estudia la posibilidad de ampliar el plazo para informar de la salida del vehículo sin etiqueta en un máximo de 48/72 horas.