13 ago 2020

Ir a contenido

SECTOR EN AUGE

El Fad exige un concurso internacional para dirigir el Disseny Hub

El consistorio prevé un cambio de gobernanza en el centro para impulsar un clúster de industrias creativas

Natàlia Farré

El Disseny Hub, en la plaza de las Glòries. 

El Disseny Hub, en la plaza de las Glòries. 

Una semana ha tardado el Fad (Foment de les Arts i del Disseny) en recoger el guante lanzado por el ayuntamiento sobre la medida de gobierno destinada fomentar e impulsar las industrias creativas de la ciudad, impulso que pasa por la creación del Clúster Barcelona Creativa. Entonces, desde el consistorio ya se recordó que ese trabajo, en cierta manera, llevaba tiempo haciéndose desde dos entidades históricas: el Fad y el BCD (Barcelona Centre de Disseny), y que con ellas se contaba para  este futuro inmediato de dinamización e internacionalización de todas las empresas que tienen el talento como materia prima.

El Fad –"asociación multidisciplinar sin ánimo de lucro que en sí misma ya es un clúster", según su presidente Jordi Montaña– está a favor del plan municipal: «Nos gusta cómo suena la música», sostiene Montaña. Y se postula como "motor" de la iniciativa: "El FAD es un eslabón importante dentro del sector, con la legitimidad que nos otorga nuestra larga historia". Un camino que se remonta a 1903.

Buque insignia

Colaboradores, sí, pero también prudentes y contundentes. La cautela emana de lo embrionario del plan, en discusión hasta diciembre, y de no querer pronunciarse más a fondo hasta conocer el detalle de su desarrollo. La firmeza se enfoca hacia el supuesto cambio de gobernanza que se prevé para el Disseny Hub.

El ayuntamiento tiene la intención de que el centro de las Glòries –contenedor de instituciones como el Museu del Disseny, el Fad y el BCD– sea el buque insignia del clúster y para ello quiere hacer cambios en su dirección. El Fad no se opone, pero sí pide un concurso internacional de méritos. "Si el Disseny Hub tiene que ser el referente de las industrias creativas en Barcelona, sería muy interesante dotarlo de una dirección fuerte que sepa sacar lo mejor de todos, no solo de las instituciones que formamos parte, sino también del resto del sector creativo". Y de ahí la exigencia de un concurso, proceso que ya siguen la mayoría de equipamientos.