Ir a contenido

ESTRATEGIA LOCAL E INTERNACIONAL

Barcelona promueve un clúster de industrias creativas

La medida quiere impulsar uno de los sectores económicos más dinámicos de la ciudad

La iniciativa tendrá como epicentro el Disseny Hub de Glòries, que cambiará su gobernanza

Natàlia Farré

El edificio del Disseny Hub de Glòries. 

El edificio del Disseny Hub de Glòries.  / ALBERT BERTRAN

La Barcelona del futuro será creativa o no será. O de eso está convencido Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona: "Desde el punto de vista del desarrollo económico de la ciudad es fundamental que Barcelona organice, sistematice, proyecte y fomente las industrias creativas porque son su futuro económico". Los números no engañan: el sector genera 136.701 puestos de trabajo y da vida a 23.882 empresas. Y el sector es, además, uno de los que antes y mejor superó la crisis financiera del 2008. Las industrias creativas llevan años aquí, sobre todo en la zona del 22@, y sus manifestaciones más tradicionales arrastran  décadas tuteladas por entidades históricas, como el Fad o el BCD, pero se echaba en falta algo: una política municipal concreta sobre el tema.

Ahora parece que ha llegado, el viernes, en el pleno del Ayuntamiento, se presentará una medida de gobierno destinada fomentar e impulsar el sector que pasa por la creación del Clúster Barcelona Creativa, que articule el ecosistema, y pasa, también,  por convertir el Disseny Hub Barcelona en el kilómetro cero del debate. Con ello la ciudad "establecerá un relato" de algo que ya existe pero que está disperso e "incorporará dinámicas visibles de la ciudad al amplísimo espacio de trabajo y creatividad que son las industrias creativas", a juicio de Xavier Marcé, regidor de Turismo e Industrias Creativas. Área, la de Marcé,  de la que se pretende acabe dependiendo el Dhub una vez cambiada su gobernanza para convertirlo en centro de liderazgo y contenedor de todas las políticas y recursos del sector.

Y con ello, también, Barcelona se adecúa a una realidad vigente en Europa que es la de fomentar la creación como un hecho relevante y dotarlo de un presupuesto. En este caso, el montante de la ayuda municipal será de 1,5 millones anuales.

Sin definición canónica

Pero la pregunta es obligada: ¿qué son las industrias creativas? De hecho, no tienen una definición canónica y en las dos últimas décadas se ha usado para definir a aquel sector económico que utiliza la creatividad y el capital intelectual como materia prima. Desde las disciplinas más tradicionales, como el diseño y la moda, a las más emergentes, como el 'gaming'. En todas ellas Barcelona tiene un capital al que se quiere dar forma con este proyecto que se entiende de futuro.

Pese a que la iniciativa es completamente nueva, tiene un pariente lejano impulsado durante la pasada legislatura: el espacio Glòries creatives, que sirvió para reflexionar y constatar la gran densidad de equipamientos culturales, empresas y  rico tejido que imperaba en el 22@ relacionado con las industrias creativas. Ahora se trata de  ir más allá y «dar forma a esta realidad», apunta Collboni.

Grandes líneas de trabajo

Para conseguirlo se trabajará en nueve grandes líneas de actuación, las dos principales y más inmediatas son las ya mencionadas: la transformación del Disseny Hub y la creación del clúster, el resto abarcan temas tan amplios que fluctúan desde la internacionalización del sector a partir de ferias y encuentros hasta su sociabilización o lo que es lo mismo: crear un programa cultural que permita al ciudadano reconocerse en las industrias creativas y solucionar así el actual problema de retorno social.

Mapear la ciudad en busca de  nuevas empresas relacionadas con el tema y la creación de un marco específico para el sector (bonificación de tasas municipales, facilidad en los rodajes, ampliación de horarios...) son otros de los ejes de esta propuesta con la que el consistorio quiere impulsar el potencial del ecosistema barcelonés dedicado al talento y la creación.