Ir a contenido

RESPUESTA A LA SENTENCIA DEL 'PROCÉS'

Batalla campal en las inmediaciones del Hospital Parc Taulí de Sabadell en la noche del 15 de octubre

La cocapital vallesana terminó siendo una representación a pequeña escala de los disturbios y cargas que se producían en Barcelona a la misma hora

El Ayuntamiento ha emitido un comunicado en el que "lamenta que las protestas de esta noche hayan derivado en escenas de vandalismo" firmado por PSC, Ciutadans y Podem

Àlex Rebollo

Concentración en Sabadell frente a la comisaría de la Policía Nacional.

Concentración en Sabadell frente a la comisaría de la Policía Nacional. / Àlex Rebollo

Las inmediaciones del Hospital Parc Taulí de Sabadell se convirtieron en el escenario de cargas policiales, barricadas y lanzamientos de piedras y objetos por parte de los manifestantes, convocados por los Comitès per la Defensa de la República (CDR) frente a la comisaría de la Policía Nacional de Sabadell.

De este modo, la cocapital vallesana terminó siendo una representación a pequeña escala de los disturbios y cargas que se producían en Barcelona a la misma hora en la noche del 15 de octubre.

Según informaron Sanitaris per la República al finalizar la concentración, se atendió a 15 personas en la hora y media que duraron los disturbios, principalmente por balas de foam.

Proyectiles, porras y barricadas

Tras más de dos horas de manifestación, los agentes antidisturbios se colocaron en fila y empezaron a avisar del inicio de cargas. El lanzamiento de huevos y objetos a los agentes y los golpes de algunos concentrados a las vallas de seguridad terminaron por crispar un ambiente que se había mantenido en una cierta ‘calma tensa’ y en el que la mayoría de manifestantes ya había abandonado la protesta. El conflicto acabó con una persona detenida, la cual, según Mossos, se trataba de un menor que quedó en libertad la misma tarde del 15 de octubre.

Los primeros damnificados por las cargas fueron un grupo de jóvenes que permanecía sentado unos metros detrás de la primera línea de manifestación y algunos manifestantes que cayeron junto a ellos al correr durante el inicio de las cargas. Tras ello, los concentrados se dispersaron por la Gran Via de Sabadell y las calles aledañas, mientras los Mossos d’Esquadra disparaban con proyectiles de foam y cargaban con la porra.

Los manifestantes que permanecieron en la zona lanzaron piedras, botellas de cristal o sillas, entre otros objetos, para responder a las cargas policiales. Las barricadas con contenedores se reprodujeron a lo largo de la Gran Via y en algunas calles contiguas. Una de ellas terminó ardiendo y tuvo que intervenir un equipo de los Bombers de la Generalitat, que sofocó las llamas y la gran humareda generada.

Maletas para que se marchen de Catalunya

Aunque la manifestación terminó con enfrentamientos, la mayor parte del tiempo se mantuvo pacífica y sin ningún conflicto. La sección local de los CDR convocó a los manifestantes en la plaza de Sant Roc, frente al Ayuntamiento de Sabadell, donde ya se reunieron más de 3.000 personas. Los asistentes se congregaron bajo  el lema “Fem-los fora” (echémoslos), en relación al cuerpo de policía español. A modo simbólico –y como se había anunciado en la convocatoria-, algunos manifestantes colocaron maletas vacías frente a la comisaría para que los agentes “hagan las maletas” y marchen de Catalunya.

En el trayecto del Ayuntamiento hacia la Gran Via, los asistentes empezaron a gritar proclamas contra los cuerpos policiales: “fora les forces d’ocupació” o “els Mossos també són forces d’ocupació”, gritos que se intensificaban cuando algún helicóptero sobrevolaba la marcha. También se oyeron proclamas contra la sentencia de ‘el procés’ y se pidió la libertad de la expresidenta del Parlament y vecina sabadellense Carme Forcadell: “Carme Forcadell, et volem a Sabadell”.

ERC y la Crida se desmarcan del comunicado del Ayuntamiento

Tras celebrarse una Junta de Portavoces, el Ayuntamiento de Sabadell ha emitido un comunicado en el que “quiere hacer público su rechazo al uso de la violencia y lamenta que las protestas de esta noche hayan derivado en escenas de vandalismo, incendios de contenedores y disturbios que no pueden ampararse en el marco de las protestas pacíficas”.

“Debemos contribuir a hacer posible un clima de diálogo, con predisposición a escuchar al otro”, añade el comunicado, en el que también se informa que el Ayuntamiento “quiere expresar su apoyo a los equipos de emergencias y los cuerpos de seguridad”.

El comunicado ha sido aprobado con los votos favorables de PSC, Podem y CiutadansLourdes Ciuró (Junts per Sabadell) ha explicado que no ha podido asistir a la junta porque tenía una reunión, pero que su grupo está “de acuerdo” con el comunicado y ha remarcado que “en ningún caso estamos del lado de la violencia”. Ciuró ha llamado a la “calma” y a la “serenidad”, que es “lo que define el movimiento independentista”.

A través de de Twitter, la Crida per Sabadell se ha desmarcado del comunicado: “No compartimos este comunicado. Por la situación de excepcionalidad no hemos asistido a la Junta de Portavoces de preparación del Pleno. Nuestra portavoz estaba en la calle, respaldando una amenaza de desahucio”.

Desde ERC Sabadell también han explicado que no han asistido a la junta y que no comparten el comunicado.

También vía redes sociales, los CDR de Sabadel han respondido al comunicado del consistorio y han denunciado que "el 100% de la violencia que hubo ayer por la noche fue provocada por los cuerpos de policía". "El pueblo sólo se defendió", han añadido.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA