Ir a contenido

PACIFICACIÓN

La reurbanización de un tramo de Almogàvers da continuidad a la supermanzana del Poblenou de BCN

La reforma de esta vía completa un "eje verde" que atraviesa el barrio y llega al Arc de Triomf

Luis Benavides

Mapa con los tramos afectados por la reurbanización de Almogàvers y Zamora

Mapa con los tramos afectados por la reurbanización de Almogàvers y Zamora

El Ayuntamiento de Barcelona sigue restando kilómetros cuadrados al coche y sumando espacios verdes. El gobierno municipal de Ada Colau acaba de licitar las obras para la reurbanización de la calle de Almogàvers entre Joan d’Àustria y Pamplona, en el barrio del Poblenou.  Su proximidad con la primera supermanzana, la pionera, hace pensar en una ampliación de la misma. El consistorio prefiere hablar de “nuevo eje pacificado con prioridad para el peatón que recogerá solo el tráfico local de vehículos del vecindario y servicios”, si bien admite que esta actuación permitirá dar "continuidad a las intervenciones llevadas a cabo en la supermanzana del Poblenou" (a solo dos calles). 

El proyecto contempla la transformación de la vía en una plataforma única destinada a los peatones, bicicletas y vehículos de servicio con "la máxima superficie verde posible" mediante parterres y previsiblemente grandes maceteros como los de la supermanzana original, la que que inicialmente comprendió un espacio de nueve manzanas situadas entre las calles de Badajoz, Pallars, Llacuna y Tànger. Con la pacificación de este tramo de Almogàvers, que podría perder hasta cuatro de los cinco carriles según las primeras informaciones, se completa prácticamente un “eje verde” que atraviesa el Poblenou, cruza el parque de la Estació del Nord y llega a Arc de Triomf, en el paseo de Lluís Companys.

Esta reurbanización, aprobada en la Comisión de Gobierno del pasado 26 de junio, cuenta con un presupuesto de 5,1 millones de euros y la previsión es que las obras comiencen en el 2020 y duren 14 meses.

Obras también en Zamora

La calle de Zamora también será objeto de reurbanización entre Almogàvers y Pere IV, y también pasará a ser un eje pacificado con prioridad para el peatón. La previsión de inicio de obras, con un presupuesto de 2,42 millones de euros, es la misma que la de Almogàvers.

En el cruce de las calles de Almogàvers y Zamora, frente al nuevo tanatorio de Sancho de Àvila, se prevé una pequeña plaza haciendo las veces de rotonda, aunque se desconocen los detalles. En cualquier caso, esta actuación no aparecen en el mapa de supermanzanas del Ayuntamiento de Barcelona, que también evita hablar de 'supercruce'  o súper T. Las dos actuaciones son sencillamente, explican fuentes municipales a este diario, una pacificación del entorno que sigue los mismos criterios.

La reurbanización de la calle de Almogàvers ha sido criticada por la plataforma de Afectats de la Superilla del Poblenou, que ya calificaron esta actuación como una “chapuza” y recogieron firmas para pedir su retirada argumentando, entre otras cosas, que había colpasado todo el barrio con “congestiones diarias y ruido”. 

Temas: Poblenou