Ir a contenido

Consecuencias de la nueva movilidad

Erosiones y fracturas de muñeca y tobillo encabezan las lesiones en accidentes de patinetes eléctricos

La libertad de llevar casco incrementa la posibilidad de sufrir un traumatismo craneal

Óscar Hernández

Un patinete eléctrico circula en la zona de Arc del Triomf.

Un patinete eléctrico circula en la zona de Arc del Triomf. / Manu Mitru

La eclosión de los llamados Vehículos de Movilidad Personal (MVP), encabezada con diferencia por los patinetes eléctricos, ha creado un nuevo tipo de víctimas del asfalto en ciudades como Barcelona. El hecho de que sus conductores circulen sin ningún tipo de protección provoca que, en caso de choque o caída, su cuerpo sufra directamente el impacto, como ocurre con las motos y las bicicletas. Además, ni los primeros ni los últimos están obligados a llevar  casco, lo que aumenta la posibilidad de sufrir un traumatismo craneal.

Jesús Ramírez, uno de los jefes operativos del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) en Barcelona, servicio que atiende todas las urgencias sanitarias que se producen en la vía pública en Barcelona, explica que las lesiones más habituales que se suelen producir en accidentes con patinetes eléctricos implicados son"las erosiones, las policontusiones y las fracturas de muñeca y de tobillo".

También se registran los temidos traumatismos craneoencefálicos, que son más graves pero que se asocian a cualquier "caída o atropello posterior" al siniestro inicial, añade Ramírez. El hecho de que el conductor de un patinete, al igual de que uno de bicicleta, pueda ser atropellado tras la caída por otro vehículo puede provocar este tipo de lesiones y también traumatismos torácicos y abdominales. Para este especialista, la mayor gravedad de las lesiones está relacionada con la mayor velocidad de algunos de estos nuevos vehículos.

"El casco es imprescindible"

Ramírez sostiene que el uso obligatorio del casco reduciría los traumatismos craneales. "También sería ideal que los conductores llevaran rodilleras, coderas y guantes, con los que disminuirían las lesiones, pero es muy difícil llevar todo eso cuando se usa el patinete, por ejemplo, para ir a trabajar", admite. "Pero el casco es imprescindible -sostiene-. Tendría que ser como con las motos, en las que a nadie se le ocurre ir sin casco. Por suerte, muchos conductores de patinete ya lo llevan", añade este responsable del SEM.

La aparición de este nuevo tipo de accidentes en la vía pública no ha motivado un cambio en los protocolos de asistencia de las ambulancias del SEM. "Actuamos igual que en cualquier otro accidente de tráfico, aunque de momento es un fenómeno nuevo y nos falta recoger más información", precisa este médico. 

La experiencia de los usuarios

Usuarios de patinete eléctrico / MANU MITRU

1. Elena Davidnova. 31 años. Tecnóloga de la información 

"Utilizo el patinete eléctrico porque es muy rápido y práctico. No hace falta buscar una estación para aparcarlo, como pasa con la bici o la moto. Por ahora no he tenido ningún accidente y no llevo casco porque no es nada cómodo. Algunos carriles no están del todo habilitados y pueden dar problema". 


2. Jaime Guerrero. 58 años. Electricista

"No tengo seguro, pero me lo estoy haciendo. No uso casco porque voy muy cargado y es incómodo de llevar, aunque he tenido algún susto, como cuando un coche no me respetó el paso. Todo el tiempo que me ahorro con el patinete me compensa lo demás".


3. Ana Valentina. 19 años. Estudiante

"Hace poco que lo uso, pero es muy buena opción para desplazarse, es rápido. Lo recomiendo, aunque el primer contacto impone un poco. Como contra es algo pesado y hay que cargarlo, por el resto es muy cómodo. Son mis primeros días y prefiero ir con casco, por si a caso. No tengo seguro". 


4. Óscar Sancho. 48 años. Chófer privado

"Hace poco que utilizo el patinete eléctrico y estoy muy contento con él. Es muy práctico, rápido y ahorra tiempo. Lo uso para cualquier trayecto simple, ahora vengo de ver a un amigo y me dirijo a la peluquería. No tengo seguro ni uso casco, pero si fuera obligatorio lo llevaría sin problema".


5. Montse Murillo. 27 años. Dependienta

"Tengo el patinete desde hace una semana y lo que más me gusta es la rapidez con la que llego a los sitios. Además me ahorro la lentitud del transporte público, que cada día es más lento y caro. Lo que sí es verdad es que faltan más carriles. Al comprarmelo me hice seguro para evitar problemas por si tengo algún accidente, aunque por ahora no he tenido ninguno. Casco tengo, pero se me ha olvidado”. 


6. Marcelo Cáceres. 30 años. Ingeniero de Software

"Uso el patinete eléctrico desde hace tres meses y no he tenido ningún problema grave. Suelo ir con él al gimnasio y al trabajo, es muy cómodo y rápido. No tengo casco ni seguro, tampoco me lo planteo porque en breve me iré de Barcelona".