Ir a contenido

indignación vecinal

Más de 3.000 personas protestan por la inseguridad en el barrio del Besòs

Los manifestantes han recorrido la Rambla de Prim con pancartas y haciendo sonar cacerolas

"No puede ser que tengamos miedo de bajar con los niños a la calle", dice una vecina del Maresme

Beatriz Pérez

Manifestación el barrio del Besòs i el Maresme contra la inseguridad.

Más de 3.000 personas -3.300 según la Guardia Urbana- se han manifestado este sábado en la Rambla de Prim de Barcelona, en el barrio del Besòs i el Maresme, para protestar contra la inseguridad que desde hace cuatro años se ha extendido por estos barrios del distrito de Sant Martí, pero también a otros como La Verneda y La Pau. Bajo el lema 'Por un barrio digno', los asistentes han recorrido la avenida haciendo sonar bocinas, silbatos y cacerolas, una práctica que llevan efectuando periódicamente desde el 12 de agosto para reclamar a las autoridades que tomen cartas en el asunto dado el incivismo registrado en la zona. "Empezamos siendo ocho. Hoy somos casi 3.000", ha comentado un vecino, Julián, a este diario.

La marcha ha empezado en el número 44 de la Rambla de Prim, ha pasado por delante de la Conselleria de Treball, Afers Socials i Famílies, y después ha dado la vuelta para dirigirse al mismo punto de inicio. Finalmente, se ha leído un manifiesto frente al solar situado en la avenida de Eduard Maristany, junto a la Torre Telefònica, un terreno en el que las autoridades municipales y autonómicas barajan (no hay una decisión tomada) construir un centro de primera atención a menores extranjeros no acompañados (menas), algo a lo que se niega el vecindario. "Pero esta no es una manifestación contra este centro, sino contra la inseguridad de la zona", han precisado varios vecinos. En ese solar hace más de un mes que un grupo de vecinos han montado un tenderete en el que acampan para protestar y obstaculizar cualquier intento de inicio de las obras. Critican que se quiera instalar ese equipamiento a pocos metros de una narcosala y piden que se lleve a otros barrios en los que no se suelen poner estos centros.

"No solo hay inseguridad, sino también insalubridad. Los toxicómanos dejan las jeringuillas en los parques. Y estamos teniendo plagas de plataneros, ratas y cucarachas. El ayuntamiento dice que toma medidas, pero de momento no hemos visto los resultados", ha comentado Jenny, de 35 años y una de las portavoces del movimiento 'El Besòs por un barrio digno'. "El regidor [de Sant Martí] David Escudé nos asegura que está haciendo lo posible por que no se monte el centro de 'menas' aquí. Pero aún no sabemos si finalmente lo pondrán o no", dice Jenny, que también ha sido víctima de atracos. "Me robaron el teléfono en mi propio portal. Yo soy de la Mina, pero me casé y vine al Besòs. Todo se ha degradado mucho", asegura.

La manifestación ha contado con el respaldo de organizaciones vecinales como Zona Fòrum, uno de los colectivos que ha abanderado las críticas contra la hipotética instalación de ese centro de 'menas'. También han respaldado la marcha otras asociaciones o plataformas como Tsunami Veïnal. "El barrio unido jamás será vencido", han coreado los miles de vecinos.

Manifestación en el barrio del Besòs i el Maresme contra la inseguridad. / BEATRIZ PÉREZ

Loli, de 55 años, lleva toda su vida viviendo en el barrio del Maresme. "Desde hace cuatro años este no es nuestro barrio. Ha ido en picado: delincuencia, suciedad... No puede ser que tengamos miedo de bajar con los niños a la calle", ha relatado. "Y aquí siempre ha habido gente de todas las nacionalidades, no tenemos ningún problema con eso", ha añadido. A su madre, que ha acudido con ella a la manifestación, le han robado el móvil dos veces. Como le ocurrió a Jenny, una en su mismo portal. "No puedes estar en la calle tranquila. Es horrible. Lo que estamos viviendo ahora es imposible", ha dicho Loli.

Al llegar la manifestación a la calle de la Selva de Mar, muchos asistentes han reparado en la siguiente imagen: una furgoneta aparcada con un mensaje que refleja bien el momento actual que vive el distrito de Sant Martí: "Queridos ladrones del barrio, somos vecinos vuestros y no hay nada en nuestra furgoneta. Por favor, no perdáis más el tiempo intentándolo. Muchas gracias". "Es verdad que el Besòs, Maresme y Diagonal Mar son los barrios que peor están. Pero nadie está libre de la inseguridad", ha comentado José Manuel López, de la Associació de Veïns i Veïnes Maresme. "Pero en este barrio se hacen muchas cosas. Dentro de unos días organizaremos una feria sobre 'residuo cero'. Nosotros trabajamos el civismo. La inseguridad le toca a la Administración", ha concluido.