Ir a contenido

Colau acusa al Govern y la fiscalía de la crisis de seguridad en Barcelona

Reprocha al conseller d'Interior no poner los 300 mossos más antes de las elecciones

Culpa los partidos de la derecha por querer mostrar Barcelona "como el caos"

El Periódico

Albert Batlle y Ada Colau, tras la Junta de Seguridad entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, a mediados de julio.

Albert Batlle y Ada Colau, tras la Junta de Seguridad entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, a mediados de julio. / JOAN CORTADELLAS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, regresa de vacaciones mandando un mensaje a la ciudadanía: "Barcelona tiene un problema de seguridad, pero no es el caos". En un vídeo a través de su cuenta de Facebook, la alcaldesa ha cargado contra el conseller d'Interior Miquel Buch, los partidos de la derecha, la prensa e incluso la fiscal de Barcelona. Dice que ella y su gobierno han sido víctimas de una "campaña de desprestigio" con finalidades electoralistas a lo largo del verano. 

"Hace dos años que alertamos del aumento de los hurtos y los robos con violencia en la ciudad", es una de las primeras frases que ha dicho Colau en este video. La alcaldesa ha asegurado que su ciudad "tiene un problema de seguridad", aunque ha afirmado que "hay quien ha querido mostrar Barcelona como la ciudad más insegura del mundo". 

En primer lugar, la alcaldesa ha criticado al conseller d'Interior de la Generalitat Miquel Buch: "él tiene competencia exclusiva en seguridad pero cuando se refiere a Barcelona dice que es cosa de Colau". Le ha agradecido que se haya comprometido a aportar 300 agentes más en la capital, pero le ha reprochado que "lo hace tarde". "Ha visto que su estrategia era miope", ha asegurado, insinuando que calculó no desplegar más Mossos en la capital esperando el resultado de las elecciones municipales.

"¿Porqué se negaron a venir en la junta local de seguridad?" la ha preguntado Colau a Buch, y a la fiscal de Barcelona, Concepción Talón. "La he tenido que ir a buscar yo misma a su despacho", ha explicado la alcaldesa. Pero Colau también ha cargado contra PP, Ciudadanos y "la derecha española". Por haber difundido y alentado noticias falsas, y por "hacer una campaña alarmista sin proponer ninguna medida". 

Colau dice haber sido víctima de una "campaña política". "Ya estamos acostumbrados", ha añadido, aunque ha exigido una "rectificación". "No se puede jugar con un tema tan sensible como la seguridad y con la ciudad". 

Sin embargo, la alcaldesa ha pedido a la Generalitat "dejar los partidismos de lado" y le ha tendido la mano para "trabajar con rigor, no de forma electoralista". También ha lamentado los discursos de odio que se han extendido por la ciudad, especialmente contra los menores extranjeros no acompañados, y se ha comprometido hacer políticas progresistas, feministas, de diversidad, contra el cambio climático y la especulación a lo largo de su mandato.

Temas: Ada Colau