03 jul 2020

Ir a contenido

SEGURIDAD CIUDADANA

La redada en el Metro localiza a 70 carteristas reincidentes

Antidisturbios del cuerpo catalán y agentes de la UCRIF han activado controles en las estaciones de Diagonal y Sagrada Família

En tren suburbano se cometen el 30% del total de hurtos de la capital catalana, muchos protagonizados por delincuentes habituales

Guillem Sánchez

Dispositivo policial en el metro de Barcelona. / ÀNGEL GARCIA/ VÍDEO GUILLEM SÁNCHEZ

Los Mossos d'Esquadra y el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han activado por primera vez este martes a las 13.00 horas el operativo 'Draga', un nuevo intento de sacar del Metro a los carteristas reincidentes que atosigan a los usuarios del transporte suburbano.

Según fuentes policiales, este dispositivo, basado en la colaboración entre ambos cuerpos, no ha sido puntual sino que tiene carácter "estable", aunque su "cadencia" no será "diaria" si no paulatina. "En dos horas", ha subrayado la inspectora Mónica Luís, a cargo del Àrea de Seguretat del Transport Metropolità (ASTMET), se han identificado a "70 personas" que eran de "interés" porque el objetivo era localizar a hurtadores que operan en el tren suburbano y comprobar si tenían "órdenes de detención pendientes" o se encontraban en "situación irregular".

De estas 70, una ha sido detenida por un requerimiento judicial y 22 arrestadas por la policía estatal porqué no tenían papeles. El resto ha quedado en libertad. El inspector jefe de la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de CNP en Catalunya, Pedro Santos, ha explicado que a lo largo de este martes se trabajará con la treintena de "delincuentes" que pueden ser "expulsados". 

El primer paso que darán los agentes de la UCRIF será intentar identificarlos porque varios de ellos tienen más de una identidad y ocultan la verdadera, según el inspector Santos. Después, si son extracomunitarios, "se contactará" con el juzgado en el que tienen causas pendientes con la justicia para pedir permiso para expulsarlos. Si este lo concede, se preguntará a los países de origen si los reconoce como ciudadanos de ese estado para proceder a su deportación. Cuando este proceso se haya completado, ingresarán en el Centro de Internamiento de Extranjería (CIE) de la Zona Franca y serán enviados de regreso a su país en un plazo de 60 días. 

Tanto Luís como Santos han subrayado que los 70 identificados han sido "seleccionados" por los agentes del ASTMET que trabajan diariamente en las instalaciones subterráneas de TMB porque tienen antecedentes por hurtos en el Metro. "No porque sean extanjeros", han remarcado. Entre los identificados hay ciudadanos de diez nacionalidades distintas

Dos controles en Sagrada Família y Diagonal

Los agentes han desplegado este mediodía dos controles en las estaciones de Diagonal y Sagrada Família, ambas de la línea azul (L-5), especialmente concurridas por el turismo dado que conectan la arteria comercial del paseo de Gràcia con el templo de Gaudí.  Entre las dos paradas, agentes de paisano del ASTMET distribuidos en los andenes y dentro de los vagones, han ido cogiendo a sospechosos habituales. También lo han hecho gracias a las cámaras de seguridad de TMB. Varios policías se encontraban dentro de las salas de monitores para dar el aviso cada vez que detectaban un rostro 'familiar'. 

En el tren suburbano patrullan de uniforme y -sobre todo- de paisano decenas de agentes tanto de los Mossos como de la Guardia Urbana. Este martes, sin embargo, los policías del ASTMET de la policía catalana han colaborado por primera vez con diversas dotaciones de la Brigada Móvil (Brimo) y de la UCRIF de CNP en el marco del 'Draga', diseñado para combatir los hurtos en un lugar cuyo crecimiento ha sido "exponencial", en palabras de la inspectora Luís. 

En el metro de Barcelona actúan diariamente una media de cien carteristas habituales, que acaban protagonizando el 30% del total de hurtos que se registran en la capital catalana. Muchos de estos, según fuentes policiales, son ciudadanos procedentes de Chile y de Bosnia. Entre los ladrones localizados este martes también han aparecido cuatro de origen georgiano que ya fueron investigados por el CNP después de la operación desplegada hace cuatro meses en el instituto donde se rodaba la serie 'Merlí' de TV3. Aquella intervención era contra un centenar de ciudadanos procedentes de Georgia que se habían especializado en el robo con fuerza en domicilios. Varios fueron retornados a su país de origen pero otros regresaron a la calle. Uno de ellos falleció en el barrio de La Mina (Sant Adrià de Besòs) durante una pelea con vecinos del edificio Venus al que había acudido a comprar heroína. Según comprobó la policía catalana, la mayoría de los ladrones de casas del 'Merlí' eran toxicómanos.   

Desde que en verano del 2017 el Tribunal Supremo resolvió en una sentencia que los hurtos no podían acumularse resulta muy difícil que sobre los carteristas, con independencia de lo hiperactivos y reincidentes que sean, recaigan penas que vayan más allá de las multas económicas. Una sanción que, lejos de ser disuasoria, convoca lo contrario: que sigan hurtando con más ímpetu para sufragar las multas, subrayan fuentes policiales. 

Según los Mossos, las detenciones en el Metro han aumentado un 36% entre los meses de enero y julio en comparación con el mismo periodo del 2018. Desde el 2016, se han interpuesto órdenes de alejamiento contra 622 personas por hurtar en el tren suburbano. Actualmente, 221 de estos ladrones siguen teniendo prohibido entrar en instalaciones de TMB porque se considera probado que las usan para robar a los usuarios. 

En el operativo 'Draga' de este martes han participado en total cien efectivos, 79  efectivos ( 50 mossos y 29 de CNP) desplegados en el Metro más otra veintena -también de la policía nacional- que se harán cargo de los detenidos que trasladen a la comisaría de la Verneda.