Ir a contenido

QUEJAS DE USUARIOS

El Ayuntamiento reformará el parque de la Pegaso recién estrenado

La instalación ha recibido quejas por la temperatura que alcanzan los materiales al sol

El Periódico

El pulpo del Parc de la Pegaso.

El pulpo del Parc de la Pegaso. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que realizará "ajustes" en el nuevo parque con forma de pulpo estrenado el pasado viernes en el Parc de la Pegaso, en Sant Andreu, después de que algunos usuarios se hayan quejado por la temperatura de los materiales y otros aspectos.

El teniente de alcalde Jaume Collboni ha recordado este lunes que el Ayuntamiento ha impulsado un programa para crear espacios de ocio infantil innovadores, y precisamente estas innovaciones pueden implicar problemas de uso que requieran ajustes que "se pueden solucionar".

Fuentes municipales han detallado que, para reducir la temperatura de rampas de subida a la estructura, el fabricante prepara una visera para protegerlas del sol --se plantarán árboles que generarán sombra pero no antes de otoño, porque no es la época adecuada-- y, ante la queja de que toboganes no resbalan, han asegurado que con el tiempo mejorará, ya que el tratamiento superficial del material lo dificulta cuando es nuevo. 

La estructura de juegos conocida como "el pulpo del parque" fue inaugurado el pasado martes después de dos meses de obras, y fue diseñada después de un proceso participativo con escuelas de la zona. 

La zona de juegos está en el interior del Parc de La Pegaso y cuenta con toboganes, redes, escaleras de cuerda o túneles, una combinación que pretende "estimular la imaginación de los niños", según sus creadores. Además, para reforzar la creación de un universo submarino, el pulpo está rodeado de otros elementos de juego como columpios, plataformas basculantes y circuitos de escalada decorados con motivos que recuerdan el mundo marino.