Ir a contenido

Incidente en las comunicaciones en la red subterránea

La L-4 recupera la cobertura de los móviles cinco semanas después

TMB asegura que comunicó la averia a primeros de julio y Movistar sostiene que la avisaron el 24 de julio

El calor provocó la cáida de los repetidores de todas las compañías en la estación de Passeig de Gràcia

Óscar Hernández

Pasajeros en el andén de la la estación de Bogatell, de la línea 4.

Pasajeros en el andén de la la estación de Bogatell, de la línea 4. / Arnau Bach

Los pasajeros de la línea 4 del metro (amarilla) ya pueden desde hoy volver a hablar por el teléfono móvil y conectarse a internet. Más de un mes después de detectarse la avería, Movistar ha solucionado la incidencia esta pasada madrgada. Según esta empresa, las altas temperaturas a causa de un problema de refrigeración provocaron la avería.

Aunque la anomalía está solucionada desde hoy, tanto Transports de Barcelona (TMB) como Movistar discrepan sobre los plazos de la misma y la sorprendente tardanza en solucionarla. TMB sostiene que avisó a Movistar-Telefónica el 1 de julio para informarla que el tramo comprendido entre Llacuna y Verdaguer carecía de cobertura para móviles. Pero la empresa de telefonía sostiene que no recibió la comunicación oficial de la incidencia hasta el 24 de julio.

"Detectamos que la red no funcionaba o lo hacía con interrupciones y que se debía a que en la sala donde están los equipos la temperatura era muy alta por un fallo del sistema de refrigeración, que ya se ha solucionado y que afectaba a todas las compañías", han indicado fuentes de Movistar. Añadieron que los días que han tardado los técnicos en reparar el sistema se deben, sobre todo, a la dificultad para trabajar porque solo podían hacerlo cuando no circulaban los trenes, es decir durante la madrugada, y coordinados con los técnicos de mantenbinmiento del metro.

Túnel de Passeig de Gràcia

El enclave donde estan los repetidores de la señal de telefonía móvil, tanto de voz como de datos, se encuentra en el túnel de la estración de Passeig de Gràcia y es compartido por varios operadores. Aunque es habitual que se registren incidencias con la telefonía en el metro, la ocurrida este verano es de las más importantes. La falta de cobertura, que provocaba la interrupción de las conversaciones y de la navegación por internet, ha afectado durante un mes sobre todo al tramo comprendido entre Ciutadella-Vila Olímpica y Verdaguer.

Los problemas de comunicación no solo han molestado a los usuarios, que en ningún momento han sido informados de la incidencia, sino también a otros trabajadores del metro, que no podían usar sus teléfonos móviles, asi como hasta a los policías de paisano de la brigada del transporte de los Mossos d'Esquadra que trabajan en el suburbano y que deben coordinarse con mensajes de watsap ya que las emisoras oficiales de radio de este cuerpo policial carecen de cubertura en buena parte de la red.