Ir a contenido

Mejoras en el transporte público

Barcelona reprograma semáforos para acelerar el nuevo bus sustituto de la L-1 del metro

La lanzadera realiza todas las paradas del suburbano, desde Clot a Fondo

TMB incorpora ocho vehículos en la nueva línea tras las quejas vecinales

Óscar Hernández

La parada del bus lanzadera de Trinitat Vella.

La parada del bus lanzadera de Trinitat Vella. / FERRAN NADEU

La concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Rosa Alarcón, ha explicado hoy que la entrada en servicio del nuevo bus lanzadera que realiza todas las paradas de la L-1 del metro entre Clot y Fondo ha provocado la reprogramación de los semáforos en el recorrido, especialmente en la Meridiana. El objetivo ha sido reproducir el mismo trayecto del metro por las obras de sustición de las vías, lo que pedían los vecinos y numerosas entidades, pero que no se podía haber hecho antes, ha afirmado, por el tráfico que había hasta ahora.

"La disminución del tráfico en los puntos más críticos del recorrido nos ha permitido poner en marcha esta lanzadora única", ha afirmado Alarcón, quien ha explicado, delante de la parada de la esquina de la Meridiana con la calle de Aragó que el nuevo autobús emplea unos 50 minutos en cubrir todo el recorrido completo, de Clot a Fondo (Santa Coloma de Gramenet). El mismo viaje se podía realizar en la línea roja del metro en 20 minutos, menos de la mitad del tiempo. La nueva línea lanzadera ha supuesto además la incorporación de ocho autobuses largos que pasan cada tres o cinco minutos y que transportan, según Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), a unas 1.500 perasonas a la hora.

Disculpas a los usuarios

"Pedimos disculpas a todo el mundo porque sabemos que no es lo mismo un servicio de metro que un transporte en superficie, pero las obras de la línea 1 son importantes porque permiten sustituir nueve kilómetros de vía, la mitad en cada sentido, y cuestan 20 millones de euros", ha indicado la concejala, quien se ha comprometido a que el servicio de metro en la línea 1 quede totalmente restablecido el 1 de septiembre.

Acompañada por la concejala del distrito de Sant Andreu, Lucía Martín, la titular de Movilidad ha reconocido que las quejas de los vecinos, a través de varias entidades, han motivado la ampliación de las alternativas a la L-1, que van desde la Renfe a otras líneas de metro y autobús. "Les pido a todos lo que ya han escogido una alternativa para desplazarse que la mantengan  hasta que finalicen las obras", ha subrayado Alarcón, quien ha confesado que cuando comenzó el corte de la L-1 y se produjeron manifestaciones contra las alternativas de transporte al considerarlas insuficientes, ella misma las utilizó para confirmar los problemas que se denunciaban.

Tanto Alarcón como Martin han explicado que la nueva lanzadera, que permite ir de Clot a Fondo, y viceversa, sin necesidad de transbordo, puede ser especialmente útil para las personas con movilidad reducida, ya que no tienen que salvar los obstáculos de otros recorridos alternativos. Las dos apuestan por hacer política escuchando a la gente. "Esa escucha de los vecinos que viven el día a día debe orientar las política municipal", ha destacado la concejala de Sant Andreu.