Ir a contenido

EL CURSO MUNICIPAL

Maragall inicia su "oposición de liderazgo"

El concejal de ERC afirma que desarrollará su programa electoral a base de iniciativas

Califica el gobierno "socialista conservador" y lo ve más "de Collboni-Valls" que de Colau

Toni Sust

Maragall, con varios de los concejales de ERC en Barcelona, este lunes en el ayuntamiento.

Maragall, con varios de los concejales de ERC en Barcelona, este lunes en el ayuntamiento. / RICARD CUGAT

Los rivales de ERC llevan días subrayando que los republicanos no pueden instalarse en la protesta durante el mandato que ahora empieza en Barcelona. Que deben superar el hecho de haberse quedado sin la alcaldía después de haber ganado las elecciones municipales. A la vista de los propósitos que muestra Ernest Maragall, eso está hecho.

El jefe de filas de Esquerra en el consistorio no será alcalde este mandato, salvo un giro de argumento tan inesperado como el que hizo alcaldesa a Ada Colau, Manuel Valls y el PSC mediantes, hace unas semanas, pero se propone ser algo así como un alcalde alternativo. “Empezamos el curso democrático del nuevo mandato y nuestra oposición, entendida de una manera muy determinada”, afirmó en un encuentro con medios de comunicación este lunes.

“Nuestra oposición será de liderazgo, no de seguimiento ni de reacción, claro que ejerceremos un control, una fiscalización tan dura y crítica como sea necesario, pero lo que haremos es desarrollar nuestro programa en términos de iniciativa, de propuesta, de proyección, de defensa general de la ciudad”, declaró Maragall, que aludió a los plenos extraordinarios sobre vivienda y seguridad que se celebrarán este martes, y que ERC ha propiciado junto con otros grupos. En su opinión, se trata de “la primera evidencia” de que su partido ejercerá “una oposición de liderazgo.

Reunión con Colau, el miércoles

Esta oposición activa, argumenta Maragall, cobra un sentido especial por la naturaleza de su oponente: “Visto el acuerdo de gobierno y el cartapacio, tenemos la convicción de que representamos la opción progresista en la ciudad. Vemos un gobierno claramente desplazado a la derecha, de la mano de este socialismo conservador, socialismo a la europea. Se ve en la letra del acuerdo, en el talante de las declaraciones. Es más un gobierno de (Jaume) Collboni y Valls que de Colau y Collboni”.

El republicano, que compareció acompañado por varios de sus concejales, afirmó que su equipo está “impaciente” por iniciar su hoja de ruta y subrayó varias veces que su partido ganó las municipales: “ERC subraya su condición de primera fuerza de la ciudad”. Cuando le preguntaron por el hecho de que Colau aseguró que cree que los republicanos tienen que ser protagonistas, rechazó el guiño de la alcaldesa: “ERC tiene un papel protagonista lo creo o no Colau. Es la fuerza ganadora de las elecciones. El primer partido de la ciudad. No hace falta que nos reconozca nada. Ejerceremos ese protagonismo con responsabilidad y con la máxima ambición”. Maragall explicó que el miércoles mantendrá una reunión con Colau.

Plenos extraordinarios

Como recordó Maragall, el ayuntamiento celebrará este martes dos plenos extraordinarios forzados por la oposición. En primer lugar un pleno forzado por ERC y JxCat a cuenta de la política de vivienda con dos puntos en el orden del día: instar al Gobierno catalán a “iniciar el trámito para un proyecto de ley con el fin de regular los precios en los contratos de arrendamiento de vivienda y una comisión no permanente para analizar que repercusión tendría la regulación.

El segundo pleno, sobre seguridad, forzado por ERC, JxCat, Ciutadans y el PP consta de varios apartados: la petición de que el nombramiento de un concejal de Seguridad sea sólo para esa materia y la convocatoria de nuevas plazas de la Guardia Urbana, entre otros.