Ir a contenido

Pulso a la delincuencia

Colau asume que hay que afrontar el 'top manta' con más policía

El 'conseller' Buch afrma que la venta ambulante "genera mucha inseguridad"

P. Castán / Ó. Hernández

Vendedores del ’top manta’ en Palau de Mar.

Vendedores del ’top manta’ en Palau de Mar. / ÁLVARO MONGE

"Aunque con la venta ambulante hay que ser prudente, hay una parte que es ilegal. En lo que se refiere a la gestión del espacio público, la Guardia Urbana no dejará de intervenir", ha asegurado la alcaldesa de Barcelona , Ada Colau, en la rueda de prensa realizada junto al 'conseller' de  Interior, Miquel Buch, quien justo antes que ella ha afirmado: "Vamos a frenar el 'top manta' porque genera mucha inseguridad".

En un cambio de actitud a la hora de enfrentar este problema de la venta ambulante sin permiso en el espacio público, la alcaldesa ha afirmado: "Tenemos el modelo de la estación de Plaça de Catalunya que era una situación insegura, y seguiremos con ese modelo, pero hace falta tener más agentes y hay que ver si el origen de la mercancía es ilegal". Colau se refería así al desalojo del vestíbulo de la estación de Renfe en el centro de la ciudad a principios de año donde llegaron a acumularse más de cien vendedores cada día colapasando accesos y salidas de evacuación.

Aun así, Colau también ha precisado que "la venta ambulante no es solo un problema policial. Está en otros municipios. Y es algo que persiste porque hay personas que no tienen alternativas laborales. Nosotros seguiremos con esa mirada, que abarque todos los ámbitos. Aunque en plaza de Catalunya lo que había era un problema de seguridad". De hecho, desde primeros de año Mossos y Guardia Urbana han hecho varios desalojos de vendedores en el centro de la ciudad. Buch contempla integrar la ofensiva policial en un plan de actuación integral.

Medidas inmediatas

El comercio de la ciudad sostiene que el 'top manta' ha alimentado la inseguridad en la ciudad, en la medida en que se ha dado la imagen de que "todo estaba permitido" y de la falta de recursos policiales, mantienen en la Plataforma d'Afectats pel Top Manta, que aglutina a numerosas asociaciones y colectivos. Estos afectados llevan más de tres años reclamando medidas que no llegaban o se quedaban meros parches puntuales, sin afrontar el fenómeno decididamente.

Por eso, el representante del colectivo, Fermín Villar, tiene claro quehoy  la actitud de Colau Y Buch supone "un primer paso importante en el cambio de discurso". Apuntar al 'top manta' como uno de los problemas que requieren solución urgente y organizada (entre ambas administraciones) abre la puerta a la esperanza de acabar con este conflicto enquistado, añade el también presidente de Amics de la Rambla, aunque los afectados temen que los recursos se demoren y urgen a afrontarlo en pleno repunte estival.

Villar aplaude que por fin consideren que "disponer de policía es un paso necesario, al margen de las salidas sociales". "En la plaza de Catalunya fue la solución, y es lo que exigimos ahora, agentes que ocupen el espacio preventivamente para que los vendedores ambulantes no se instalen. No queremos persecuciones ni enfrentamientos", enfatiza.

"Colau ahora es consciente de que hay que arreglarlo", tercia. La plataforma proponen también endurecer las multas, "como en Venecia, donde si no se pagan es delito", mientras que "en Barcelona son de 50 euros y no se suelen cobrar". Creen que si se consigue reducir significativamente el volumen de manteros estables sobre la vía pública, se podrá aspirar a combatir más tarde a los itinerantes. Como los buscavidas de la playa o los de la Rambla.