Ir a contenido

Medidas de protección en la ciudad

Buch destinará 320 mossos más a Barcelona "por el problema de seguridad"

El 'conseller' de Interior reconoce la creciente sensación de inseguridad y presentará mañana su plan a Colau

Óscar Hernández

Una patrulla de Mossos d’Esquadra, en una calle de Barcelona.

Una patrulla de Mossos d’Esquadra, en una calle de Barcelona. / Ricard Cugat

El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha anunciado esta mañana que su departamento tiene previsto desplegar 320 mossos más en Barcelona para afrontar "el problema de seguridad de la ciudad y la creciente sensación de inseguridad de sus habitantes". En estos 320 estan incluidos los 137 ya en prácticas que salieron en la promoción gradiada el mes pasado. La propuesta será presentada mañana viernes en la Junta Local de Seguridad que presidirá junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

El plan de Interior, "un plan estratégico para una ciudad segura",  incluye otras medidas, que se explicarán en la reunión de expertos de mañana,  pero que suponen "la participación de todos los departamentos, no solo el de Interior, sino también el de Benestar Social i Familia, el de Justícia, el de Territori, por ejemplo, y también del ayuntamiento". Además invitó a participar a asociaciones de vecinos y comerciantes, al Port y a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). "Aquí hemos de sentarnos todos y combatir estos niveles de inseguridad", ha dicho.

Para explicar la "transversadlidad" del plan, la necesidad de implicar a más organismos que no solo a los se seguridad pública, el conseller de Interior ha puesto como ejemplo que "en una calle sin tiendas o en un jardín con poca luz te puedes sentir más inseguro", como el mismo dice que comprobó cuando era alcalde.

Un 15% más de policías

El incremento de 320 agentes puede constituir un importante alivio para las actuaciones policiales en Barcelona donde los Mossos d'Esquadra tienen destinados 2.380 policias. A los 137 en prácticas recién salidos de la academia de Mollet del Vallès se suman otros 187 procedentes de otros destinos. El 'conseller' ha rehusado anunciar un calendario para esta ampliación de la plantilla de agentes en la ciudad, a la espera de la reunión de mañana, pero todo indica que no será antes de que acabe el verano. Los nuevos 187 llegaran cuando se acaben los planes de seguridad estivales en zonas turísaticas de Catalunya.

La medida ha sido anunciada el día antes de la la Junta Local de Seguridad y en un año en el que se han disparado los hurtos (sustracciones al descuido) y los robos violentos en las calles de BarcelonaTambién se han registrado en las últimas semanas varios sucesos graves con armas de fuego, como el homicidio del marido de una peluquera de Sarrià-Sant Gervasi.

Otros de los fenómenos que se está repitiendo son los robos con violencia a bordo de motocicletas, los llamados 'tirones'. Precisamente, el mes pasado una política surcoreana falleció al sufrir un golpe en la cabeza en Sant Martí cuando un motorista intentó arrebatarle el bolso. También se han registrado tirones de relojes y de móviles, especialmente a turistas en el centro de la ciudad.

La primera cumbre de Batlle

La Junta Local de Seguridad se reunirá a las 11 de la mañana de este viernes en el Salón de Crónicas del Ayuntamiento de Barcelona, bajo la presidencia de la alcaldesa Colau. En la cumbre participan miembros de los servicios de seguridad y prevención que trabajan en la ciudad, desde todos los cuerpos de policía (Guardia Urbana, Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil) hasta los bomberos, e incluso representantes del mundo judicial. En total, una veintena de personas.

En esta reunión, que se celebra de forma ordinaria cada tres meses, hay dos novedades. Es la primera a la que acude el nuevo teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle. Y también supone la reaparición en la misma del 'conseller' Buch, que no asiste desde el pasado septiembre.