Ir a contenido

ORDEN DE ALEJAMIENTO

Desarticulado un grupo criminal que actuaba en la AP-7 y el aeropuerto de Barcelona

Mossos d'Esquadra han detenido a los máximos responsables de una banda relacionada con al menos 9 hurtos

Los integrantes de la banda, de origen serbio y kosovar, se habían especializado en robar al despiste

Luis Benavides

Desarticulado un grupo de asaltadores en el Aeropuerto de El Prat. / MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d’Esquadra han detenido a los máximos responsables de un grupo criminal que actuaba de forma habitual en las autopistas catalanas y en el aeropuerto de Barcelona. Esta banda está relacionada con al menos 9 hurtos y habrían obtenido “más de 10.000 euros, divisa extranjera y objetos de valor como joyas, bolsas de mano y objetos electrónicos”, según han detallado fuentes policiales.

Los cuatro integrantes de la banda detenidos, hombres de entre 40 y 50 años de origen serbio y kosovar, con diversos antecedentes policiales por hurtos, han quedado en libertad con cargos. Sobre las otras dos personas investigadas, ya identificadas, recae una orden de busca y captura. En este sentido, las imágenes de los sistemas de videovigilancia  de la concesionaria de autopistas Abertis y de las empresas AENA y SABA han sido fundamentales.

La investigación comenzó hace dos meses a partir de varias denuncias e identificaciones policiales y el núcleo duro de la banda fue finalmente desarticulada el pasado lunes, 8 de julio, por los agentes de la Unitat Operativa de Mobilitat (UOM) y del Àrea de Seguretat Aeroportuària de la Divisió del Transport. Esta banda no actuaba en un espacio específico, como suele ser habitual, y eso motivó la creación de un operativo conjunto. El intendente jefe de la Divisió de Transport de Mossos, Joaquim Bayarri, ha destacado que es “el primer grupo con estas características” del que tienen conocimiento.

La presión policial podría explicar, continúa el intendente jefe, que la banda actúe en “diferentes instalaciones”. Sobre uno de los investigados, que todavía no ha sido detenido, pesaba una orden de alejamiento de la autopista AP-7 que habría incumplido. Esto puede comportar pena de cárcel. “Cuando el hurto no supera los 400 euros es muy difícil que ingresen en prisión y por eso son interesantes las órdenes de alejamiento”, ha explicado Bayarri.

Actualmente 16 personas tienen prohibido acercarse al aeropuerto de El Prat y otras 15, a la AP-7, donde se concentran el 90% de los hurtos a conductores, sobre todo turistas. “(Con las órdenes de alejamiento) se trata de ponérselo cada vez más difícil –ha añadido- y obligarles a que se vayan”.

Predilección por los turistas

Este grupo de personas se habían especializado en desplumar a turistas. “Preferían a los turistas básicamente por dos razones: al estar de viaje suelen llevar encima objetos de valor y están más relajados. Al no conocer la zona también pueden estar más despistados o distraerse con facilidad”, subraya Bayarri. También prefieren a extranjeros porque tendrán muy difícil ir al juicio, en caso de celebrarse. Para evitar esto, Mossos organiza una especie de ruedas de reconocimiento exprés en caso de dar con los ladrones a tiempo, mientras los turistas siguen sus vacaciones en Catalunya. Es la llamada prueba preconstituida o anticipada, es decir recogidas con antelación al juicio.

El ‘modus operandi’ utilizado por esta banda de multirreincidentes, que actuaban en grupos de como mínimo tres personas, consistía principalmente en distraer a las víctimas y llevarse sus efectos personales aprovechando un descuido de apenas 30 segundos. Uno de los detenidos era el encargado de alquilar y conducir los vehículos–cambiaban el modelo de coche de manera constante para dificultar su identificación- con los que se desplazaban (y se daban a la fuga). Sus compañeros tenían la función de enredar a las víctimas mientras llenaban de gasolina el vehículo, cargaban el maletero o simplemente estaban descansando en un área de servicio. Mientras uno entablaba conversación, el otro se encargaba de llevarse las maletas, bolsas de mano u otros efectos personales.

El intendente jefe admite que este tipo de hurtos se han incrementado "en un 5 o 6%", si bien recuerda que en el pasado año se desarticularon cuatro grupos criminales y en el 2019 ya van dos. El primero fue un grupo que actuaban en la zona de Reus, también de origen serbio y kosovar y con centenares de antecedentes. Con todo, recuerda, la gran mayoría de los hurtos son evitables. Basta con seguir una serie de precauciones como guardar los objetos de valor en un lugar poco visible del coche, cerrar con llave las puertasen caso de bajar del vehículo para descansar y llevar toda la documentación personal acreditativa así como los objetos de más valor encima, entre otros.