Ir a contenido

ENCUESTA GESOP

La continuidad de Colau divide a los barceloneses

La mitad de la ciudadanía celebra su reelección como alcaldesa y la otra mitad la rechaza

Un 43,2 de los encuestados se muestra más bien satisfecho y un 43,6% más bien insatisfecho

Toni Sust

Ada Colau y Jaume Collboni, en la presentación del equipo de gobierno municipal de Barcelona, esta semana.

Ada Colau y Jaume Collboni, en la presentación del equipo de gobierno municipal de Barcelona, esta semana. / DANNY CAMINAL

Los barceloneses están abiertamente divididos por la reelección de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona, según una encuesta del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) elaborada para EL PERIÓDICO, que indica que la ciudadanía está partida en dos: un grupo que celebra que la alcaldesa siga y otro que no se congratula por ello. No deja de ser el reflejo del resultado en las urnas. Aunque la proporción es prácticamente de un empate, los que se sienten más bien insatisfechos ganan por cuatro décimas: suponen el 43,6% de los encuestados. Un 43,2% de los mismos se declaran más bien satisfechos por la continuidad de Colau. Un 13,1% de los encuestados no sabe o no contesta.

La división es la respuesta a la pregunta concreta del sondeo: ¿Está más bien satisfecho o más bien insatisfecho de que Ada Colau vuelva a ser alcaldesa de Barcelona? 

Edad, género

Por género, existen matices. Aunque no por una gran diferencia, la mayoría de los hombres, un 45,6% ante un 43,8%, se muestran más bien insatisfechos por que Colau siga. Entre las mujeres la proporción es inversa, aunque más ajustada: un 42,9% celebra que la alcaldesa repita y un 41,9% expresa su insatisfacción.

Por edad, los más jóvenes están más satisfechos por la continuidad de Colau: así lo declara la franja de 16 a 29 años (42,9% más bien satisfecho, 37% más bien insatisfecho). La franja siguiente, entre 30 y 44 años, es con mucho la más favorable a la alcaldesa: un 54,7% aplaude su reelección y un 34,5% la vive con desasosiego.

La franja de edad que más satisfacción muestra ante la reelección de Colau es la de 30 a 44 años

Y entre los más mayores, el sentido es el contrario. Un 56,9% de los barceloneses que tienen entre 45 y 59 años están más bien insatisfechos por la continuidad de Colau, frente a un 38,9% que está más bien satisfecho. Entre los ciudadanos con más de 60 años la proporción es de un 45,2% de insatisfacción y un 36,5% de satisfacción.

Los partidos y el ‘procés’

Entre los barceloneses que se declaran independentistas, un 57,8% se muestra más bien insatisfecho y un 35,6%, lo contrario. Entre los no independentistas, es al revés: un 48,1% se alegra y un 35,9% no lo hace. Pocas sorpresas en la opinión que suscita Colau entre los votantes de los distintos partidos. Los de Catalunya En Podem (en la encuesta se ha preguntado en función de esas siglas, si bien la candidatura en la ciudad es la de Barcelona en Comú) se muestran masivamente satisfechos por que siga: un 95,2% así lo manifiesta.

La máxima insatisfacción se registra entre los que simpatizan con JxCat: un 70,7% así lo declara, frente a un 25,5% que se declara satisfecho (que no faltarán los posconvergentes que celebren que ERC perdiera la carrera de la alcaldía). Entre los republicanos, un 57,5% está más bien insatisfecho y un 35,7%, más bien satisfecho. 

La regidora estará al frente de la ciudad hasta el 2023, salvo imprevisto, y sumará así ocho años en la plaza en la que vivió su paso del activismo a la política. Barcelona en Comú no ganó las municipales, lo hizo ERC por 4.800 votos, con los mismos concejales que los ‘comuns’, 10. Contra el pronóstico inicial, Ernest Maragall se quedó sin la vara de mando que ya saboreaba y Colau cerró una alianza con el PSC, para volver a compartir el gobierno de Barcelona, tras hacerlo un año y medio durante el mandato anterior. El barómetro municipal reveló que los barceloneses que apoyaban un pacto entre Barcelona en Comú y ERC, un 20,3% del total, doblan a los que respaldan el pacto entre BComú y el PSC, un 10,3%.

La investidura

La alcaldesa, la primera en ser elegida sin haber ganado las elecciones, consiguió repetir gracias a un desenlace también inédito: Colau y sus socios socialistas solo suman 18 concejales y por lo tanto le faltaban tres para alcanzar la mayoría absoluta y blindar su investidura. Los recibió del grupo de Manuel Valls. Un espaldarazo que resultó visiblemente incómodo para la exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

El 57,8% de los independentistas, están más bien descontentos con que la alcaldesa siga

Todo lo citado se produjo entre el 26 de mayo, día en el que se celebraron las elecciones municipales, y el 15 de junio, cuando tuvo lugar la constitución del nuevo gobierno de Barcelona y la investidura de su alcaldesa, quien la vivió con una notable desazón. Aunque la verdadera tensión se vivió en la calle, en la plaza de Sant Jaume, donde independentistas frustrados por que ERC quedara fuera del gobierno acudieron a protestar –en algunos casos con una virulencia muy especial- en tanto que partidarios de Barcelona en Comú aplaudían a la reelegida.

El sondeo

El resultado del 26 de mayo no deja de ser la culminación de una tendencia por la que el partido que gana las municipales en Barcelona lo hace cada vez con menos ventaja: Joan Clos sumó 15 concejales en el 2003 y Jordi Hereu, 14 en el 2007, los mismos que Xavier Trias en el 2011. En el 2015, Colau superó la marca, a la baja. Gobernó con 11 concejales. En el 2019 se cerró el ciclo: el ganador se quedó en 10 ediles, como la segunda lista, y ni siquiera ha logrado gobernar.

Ficha técnica

-Técnica: Entrevistas presenciales.
-Universo: población mayor de 16 años, residente Barcelona y que lleve por lo menos un año viviendo en Barcelona.
-Número de entrevistas: 400.
-Muestreo: Estratificado por distrito. Selección aleatoria de individuos con cuotas cruzadas de sexo y edad.
-Error de la muestra: +/- 5% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.
-Trabajo de campo: del 1 al 5 de julio del 2019.

Temas: Ada Colau