22 feb 2020

Ir a contenido

conflicto en el Eixample

Comercio y vecinos de Sant Antoni hacen campaña contra la inseguridad

Suman fuerzas para alertar a la policía ante cualquier sospecha y denunciar los hechos delictivos

Tras al menos 88 robos este año, se movilizarán este jueves repartiendo carteles entre el vecindario

Patricia Castán

Robo nocturno a una tienda de Sant Antoni.

Robo nocturno a una tienda de Sant Antoni.

La ola de robos -sobre todo en comercios- que desde hace meses vive Sant Antoni y en las últimas semanas se ha disparado, como avanzó EL PERIÓDICO, ha llevado al barrio a sumar fuerzas contra la inseguridad e implicar a su población. Comerciantes y vecinos realizarán una acción este jueves en la zona, donde se repartirán carteles y miles de folletos de la campaña 'Vigila' para buscar la complicidad de residentes y trabajadores tanto en la detección de actitudes sospecha como en la denuncia incluso de los pequeños hurtos. Se pretenden colgar en 1.500 tiendas de la zona y en las fincas con un mensaje claro: que se llame al 112 y eviten nuevos robos. Unidos como Comerciants Sant Antoni per la Seguretat, los afectados contabilizan al menos 88 robos o intentos de robo en lo que va de año en 68 establecimientos.

A esta cifra, apuntan algunos vendedores, hay que sumar robos en viviendas y hurtos callejeros. El colectivo no quiere crear alarmismo pero sí erradicar lo antes posible esta escalada. El pasado fin de semana, por ejemplo, una panadería sufrió dos robos. Y de buena mañana, lo que amplía el periodo nocturno de actuación de los delincuentes que se están cebando en el barrio. 

La iniciativa de esta entidad, con la colaboración de Sant Antoni Comerç, la asociación de vecinos del Barri de Sant Antoni y la oenegé Veí a Veí, aspira a que "el barrio no cierre los ojos ante la inseguridad". Su primera acción tendrá lugar a las 20.15 en los Jardinets de l'Alguer, en la avenida de Mistral. "Queremos concienciar a vecinos y comerciantes del importante papel que juegan todos en la seguridad del barrio", señala un portavoz. Mantienen que "el crimen se alimenta no solo de la impunidad, sino también de la indiferencia". Y enfatizan que robos y actos de incivismo no denunciados son terreno fértil para la delincuencia.

No solo policía

Hace unas semanas, desde estas líneas el colectivo pedía más vigilancia policial. Ahora en lugar de una son tres las patrullas que recorren la zona, pero ni la mayor implicación de Mossos y Guardia Urbana basta para frenar este problema, por lo que se pretende que desde las llamadas de alerta al 112 se impidan nuevos actos delictivos.

Para facilitar más esta implicación comunitaria, algunos locales de la zona se ofrecerán como Punto de ayuda para las personas que hayan sufrido alguna incidencia y necesiten apoyo para gestionarla. Un distintivo con un gran ojo -como el de los carteles- las identificará.

Hasta el momento, muchos de los robos parecen obra de pequeños delincuentes reincidentes -la policía ha realizado diversas detenciones con este perfil- que buscan dinero en efectivo, incluso en pequeñas cantidades.