Ir a contenido

El nuevo jefe de los Mossos expresa su preocupación por la inseguridad en Barcelona

Sallent critica la falta de presión sobre el 'top manta' que, a su juicio, genera efecto llamada

ACN / Barcelona

 El nuevo jefe de los Mossos, Eduard Sallent.

 El nuevo jefe de los Mossos, Eduard Sallent. / EFE / Quique Garcia

El comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, ha admitido preocupación por la situación de seguridad en la ciudad de Barcelona y ha destacado el fenómeno del 'top manta'. Estas declaraciones se producen un día después de que se conociera el robo de 30.000 euros a la familia real qatarí en un hotel de Barcelona.

A su parecer, la falta de presión sobre los manteros provoca un "efecto llamada". "Yo creo que hemos actuado pero hay que entrar mucho más. Sobre todo, lo que no hemos de permitir es que haya esta libertad de venta. Hemos de presionar todas las administraciones implicadas", ha opinado en una entrevista en Rac1.

Sallent ha remarcado que hay capitales que tienen "mucha más presión", pero aquí hay un "planteamiento menos directo". En general, ha indicado que los Mossos reforzarán la capital catalana con más agentes para incrementar las horas de patrullaje.

Amenaza terrorista

El nuevo comisario jefe ha afirmado que es muy posible que se rebaje el nivel de alerta antiterrorista y ha señalado que hay "elementos para la reflexión" ya que hay menos antecedentes de ataques en Europa y menos información de amenazas.