Ir a contenido

EL PACTO MUNICIPAL

BComú y el PSC; 15 días para cerrar el nuevo gobierno y su programa del mandato

Si la negociación en curso se complica podrían superar el periodo previsto de un mes

Toni Sust

Collboni saluda a Colau durante la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Barcelona, el 15 de junio.

Collboni saluda a Colau durante la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Barcelona, el 15 de junio. / EFE/ Quique García

Dos semanas después de que se celebrase la tensa investidura como alcaldesa de Barcelona de Ada Colau, y una vez designado un gobierno provisional, formado únicamente por integrantes de Barcelona en Comú, el partido sigue negociando con el PSC el reparto de tareas definitivo, el cartapacio que debe aprobarse en un pleno municipal el próximo 15 o 16 de julio.

Quizá porque la negociación previa  la investidura, que acabó con la elección de Colau gracias al apoyo incómodo pero decisivo de Manuel Valls, fue de lo más agitada, esta segunda fase, con incógnitas menos relevantes por despejar, discurre de forma discreta. Socialistas y ‘comuns’ se reunen a un ritmo de encuentro diario en el contexto de una negociación con un triple ámbito.

El cartapacio

Por un lado se debe acordar el reparto de tareas, el cartapacio, en el que debe decidirse, entre otros muchos aspectos, quién ostenta la primera tenencia de alcalde. Según declaró Colau a este diario, sería lógico que esa plaza recaiga en el socialista Jaume Collboni, que en el anterior mandato, en el año y medio en el que compartió gobierno con Barcelona en Comú, fue segundo teniente de alcalde. Entonces el PSC tenía cuatro concejales, frente a los ocho actuales.

En paralelo, se trabaja también en un documento, un programa sobre las prioridades del nuevo gobierno en el mandato 2019-2023. El tercer frente atañe a las medidas que se tomarán en los primeros 100 días del periodo.

Áreas compartidas

Como ya anunciaron días atrás fuentes del PSC, la negociación  no parte de un reparto de áreas entre Barcelona en Comú y los socialistas de forma estanca. Está claro que algunas parecen encaminadas a un partido, como la de seguridad al PSC y la de vivienda a BComú, pero los equipos serán compartidos: si un departamento es dirigido por los ‘comuns’ tendrá lugartenientes socialistas, y viceversa.

Si el acuerdo se cierra a principios de la semana que viene, los dos partidos podrían consultarlo con sus militancia entre el miércoles 10 y el viernes 12. Si este calendario no se cumple, el pleno del cartapacio podría retrasarse hasta el 19 de julio.