Ir a contenido

barómetro poselectoral

La inseguridad se mantiene como principal preocupación en Barcelona

El acceso a la vivienda sigue como el segundo problema de los barceloneses

Crecen los descontentos con el turismo y la relación Catalunya-Espanya

Europa Press / Barcelona

Ernest Maragalll, dando su discurso en el pleno de investudura.

Ernest Maragalll, dando su discurso en el pleno de investudura.

La inseguridad se mantiene como el principal problema que los barceloneses ven en la ciudad. Lo manifiestan así el 27,4% de los encuestados por el Barómetro Postelectoral, una cifra que crece seis puntos desde el último registro. El segundo problema que también sigue creciendo es el acceso a la vivienda. Un 20% de interrogados hubiese preferido un gobierno de Maragall (ERC) con Colau (BComú), frente al 10% partidario del acuerdo con el PSC. 

El nuevo teniente de alcalde de Trabajo, Economía y Planificación Estratégica, Jordi Martí, destacó en rueda de prensa que el nuevo Gobierno de Ada Colau trabajará a fondo en este ámbito, «Barcelona no es una ciudad insegura, pero tiene un problema de inseguridad que debemos atacar». Sostubo que el problema de inseguridad, centrado especialmente en los hurtos, tiene como causas la falta de efectivos policiales y pidió más agilidad en los procesos judiciales.

El acceso a la vivienda continúa como el segundo problema de la ciudad, lo citan el 14%. Sube, si lo comparamos con el anterior barómetro, donde lo señalaban el 12,2% de encuestados. El encaje de Catalunya en el resto de España sube del 7,3% al 8,9%, y el turismo pasa del 7,2% al 5,2%. El único problema que cae es el paro y las condiciones de trabajo, que pasan del 5,5% al 4,7% de preocupados por el tema. El 54% de los barceloneses cree que la ciudad ha empeorado el último año, mientras que el 58% cree también lo han hecho Catalunya y el resto de España. 

El 59% confía en que la ciudad mejorará en el futuro, mientras que el 26% cree que empeorará y el 12% que se mantendrá igual; sobre Catalunya, el 56% cree que irá a mejor -el 29%, a peor, y el 10%, igual-, y el 49% lo cree sobre España en global -el 20% augura que empeorará y el 13% que se quedará igual-. El 42% ve muy mala o mala la gestión municipal, mientras que el 46% la ve buena o muy buena y el 10% la califica de normal, y el 45% cree que la economía en la ciudad ha empeorado el último año; el 11% considera que está igual, y el 37% asegura que ha mejorado.

Sin embargo, el 35% asegura que la economía de su hogar ha mejorado en el último año -el 31% dice que ha empeorado y el 33% que está igual-, y el 50% confía en que mejorará en el futuro; el 25%, que seguirá igual, y el 19%, que empeorará, ha señalado Martí junto al director de la Oficina Municipal de Dades, Màrius Boada.

La encuesta, realizada en base a 799 entrevistas a barceloneses con derecho a voto y con un margen de error del 3,6%,