Ir a contenido

urbanismo

Las obras de verano en Barcelona se concentran en el subsuelo

La renovación de la infraestructura de vía de la línea 1 de metro es la principal actuación del gobierno municipal durante el periodo vacacional

El ayuntamiento pone en marcha 76 actuaciones, sin grandes cortes de calles y avenidas, con un presupuesto de 18,5 millones de euros

Luis Benavides

Aglomeraciones en el metro de Barcelona, el pasado jueves 8 de marzo

Aglomeraciones en el metro de Barcelona, el pasado jueves 8 de marzo / RICARD CUGAT

Pasada la celebración de la verbena de Sant Joan, Barcelona se coloca el casco de trabajo aprovechando que durante el periodo vacacional hay menos movilidad viaria y menos actividad académica y deportiva. La ciudad comienza el verano con un total de 76 actuaciones repartidas por todo el territorio, siendo la más importante –y previsiblemente molesta- bajo tierra. El tramo entre las estaciones de Clot y Fondo de la línea roja del metro permanecerá cerrado por obras de renovación de la vía entre el próximo 29 de junio y el 30 de agosto. Los más afectados por esta intervención, amén de los usuarios de la vecina Santa Coloma de Gramenet, son los vecinos de los barrios de Baró de Viver, Trinitat Vella y Sant Andreu de Palomar.

La teniente de alcalde de Urbanismo del ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha rogado disculpas de antemano a la ciudadanía durante la presentación del clásico 'Catálogo de obras de verano'. Consciente de las incomodidades que comportarán algunas actuaciones, Sanz ha pedido paciencia y comprensión. Todas las obras se han planificado, asegura, con la idea de “minimizar al máximo” los inconvenientes y obras como la pavimentación de 56.551 metros cuadrados de la ciudad, subraya, persiguen “mejorar un elemento fundamental como es la seguridad viaria”.

Lanzaderas en superficie

La modernización de más de nueve kilómetros de vías -se sustituirán las actuales por unas ancladas al hormigón-, aparatos e instalaciones de la línea 1 del suburbano barcelonés irá acompañada de dos servicios de bus lanzadera con el mismo horario del metro. Estos buses especiales conectarán por superficie las paradas Fondo y Onze de Setembre, en la línea 9 Nord, y Fabra i Puig y Clot. “Las dos lanzadoras no son un sistema sustitutorio porque sustituir la capacidad de una línea de metro sería imposible”, ha precisado el consejero delegado de Transports Metrolitans de Barcelona (TMB), Enric Cañas, quien recuerda que este servicio especial persigue facilitar los desplazamientos con itinerarios y transportes alternativos como el bus y Rodalies.

Las vías de las líneas dos y cinco de metro también serán objeto de una puesta a punto, si bien se espera una menor afectación. En concreto, se realizará un corte entre las estaciones de Paral·lel y Sagrada Família de la línea lila entre el 27 de julio y el 30 de agosto, y se cerrará la estación Pubilla Casas de Hospitalet de Llobregat entre el 29 de julio y el 1 de septiembre para la creación de una nueva estación Ernest Lluch.

Urbanismo "social y feminista"

Entre las obras programadas este verano, con una inversión municipal de 18,5 millones de euros -8,4 menos que en el 2018-, también destacan por envergadura la urbanización de la cobertura de la ronda de Dalt en Horta-Guinardó y su pavimentación entre las incorporaciones 7 y 9 (del 17 al 18 de agosto), y el cambio de fase en las obras de los túneles viarios de las Glòries, cuya afectación más importante por lo que respecta a la circulación de los vehículos durará apenas tres días (el 8 al 10 de agosto). Así, los cortes de calles y avenidas serán muy puntuales. 

La teniente de alcalde engloba la mayoría de las  actuaciones -30 menos que el pasado ejercicio, un "año excepcional" en cuanto a obra pública durante el primer mandato del equipo de Ada Colau- en el llamado “urbanismo social y feminista”, el que está “al servicio del día a día, para que la gente viva mejor”, ha dicho. En este aspecto, Sanz ha destacado la finalización de la urbanización de los alrededores de la ‘supermanzana’ de Sant Antoni, el final de las obras en Gran de Sant Andreu y otras intervenciones de “elevado valor social” como el ascensor del Polvorí, en el barrio de La Marina del Port y las escaleras mecánicas de Canadencs, en el barrio de la Teixonera.  En total, 31 urbanizaciones finalizarán o se pondrán en marcha durante este periodo estival.