Ir a contenido

Declaración de bienes y actividades

¿Cuánto dinero tienen los concejales de Barcelona?

Bou es el más rico, con activos por un valor contable de 8,5 millones y uno real que cifra en el doble

Colau tiene un saldo medio bancario de 33.000 euros y Valls de 15.000; Maragall, la mitad de tres viviendas

Toni Sust

Bou saluda a Colau durante el pleno de investidura, el pasado sábado.

Bou saluda a Colau durante el pleno de investidura, el pasado sábado. / JORDI COTRINA

Los 41 concejales del Ayuntamiento de Barcelona que adquirieron esta condición el pasado sábado viven ahora con la satisfacción de servir a la ciudadanía aunque tienen que pagar algún peaje. Uno, en transparencia: todos tuvieron que presentar una declaración de bienes y actividades, que a estas alturas ya es consultable en la web del consistorio.

Siempre es bueno que los administrados sepan algo de la economía de sus administradores, aunque aquí se citarán solo los casos de los más representativos, política o económicamente. El concejal más rico es el jefe de filas del PP en el consistorio,  Josep Bou.

“He trabajado mucho”

Según sus propios datos, Bou tiene una participación del 100% en la empresa de elaboración de venta de pan y bollería Jaime Bou S.A.U. con una “valoración contable de balance de situación”, precisa, de 2 millones de euros. Y otra, también del 100%, en la promotora inmobiliaria Bahía Franc –naves industriales y locales comerciales- por un valor contable de 6,4 millones. También tiene dos sociedades con un capital social de 60.101,21 euros, Molí del Roig y Exclusivas JB: "No las utilizo pero no las quise cerrar, me gusta el nombre de la primera, es por la masia de mi madre". En valor contable, suman, pues, casi nueve millones de euros. Pero Bou subraya que el valor real se conocería solo si vende: calcula que más o menos es el doble del citado. “He trabajado mucho”, insiste.

Entre las dos empresas citadas, percibe un sueldo mensual de casi 5.000 euros. Dice que más allá del salario no ha sacado dinero de sus sociedades.  También conserva dos firmas más con un capital social de 60.101,21 euros cada una. No le apasionan los coches: tiene un Volkswagen Beetle del 2003. Posee una casa a medias con su mujer en Cerdanyola y tres párquings en Barcelona. Atesora saldos bancarios medios (ese es el dato que indican las declaraciones) de unos 12.000 euros en distintas cuentas del Banco Santander.

La alcaldesa

Ada Colau no tiene ni vivienda ni vehículo de propiedad, y suma un saldo medio de 4.969 euros en una cuenta de la Caixa d’Enginyers y de 25.428 euros en otra de la misma entidad. Y la mitad de una cuenta del BBVA: su parte asciende a 2.872 euros. Joan Subirats, número dos de Colau, es dueño del 33% de una casa en Santa Perpètua de Mogoda (2007), de un 33% de un piso en Barcelona (2005) con una hipoteca que no se precisa. Tiene un Fiat Panda y una Honda 300 del 2008. Como catedrático de la UAB, declara un salario de 97.000 euros anuales (4.200 netos mensuales).

Corbacho cobraba la pensión de jubilación hasta ahora; Guilarte tiene una hipoteca de 328.000 euros

Siguiendo con los ‘comuns’, el hasta ahora gerente, Jordi Martí, posee el 50% de una casa rural en Maià de Montcal, en la Garrotxa, con una hipoteca que no aparece detallada, así como 5.600 euros de saldo en el BBVA y 32.000 en Fiare banca ética.

Como gerente, Martí cobraba 4.530 euros mensuales. Ahora, como concejal, percibirá los 2.200 que marca Barcelona en Comú como límite. Janet Sanz tiene un Volkswagen Golf del 2002 comprado en el 2015, 500 euros de saldo medio en La Caixa y 10.000 euros en Triodos Bank.

El Peugeot de Alamany

El ganador de las elecciones y perdedor del gobierno, Ernest Maragall, posee el 50% de una casa en Bellver de Cerdanya (2004), la mitad de un piso en Barcelona (2006) por el que adeuda 54.553 euros y la mitad de un piso en Sant Vicenç de Montalt (2007). Tiene 36.000 euros en un plan de pensiones y algo más de 20.000 euros en cuentas bancarias.

Su número dos, Elisenda Alamany, declara un Peugeot 108 y 7.000 euros de saldo medio en el BBVAMiquel Puig tiene un piso en Barcelona, un terreno agrícola y un local en Falset, un Toyota RAV4 del 2012 y 327.267 euros de saldo medio en Caixabank.

En Junts per Catalunya, Elsa Artadi solo declara su saldo bancario en La Caixa: 112.231 eurosFerran Mascarell sí tiene coche (es noticia, o el parque móvil de los ediles apenas existe o todo está a nombre de cónyuges), un Mercedes GLC 250 del 2018, así como 389 euros en acciones de Endesa, un seguro de vida (Vida Caixa) de 197.000 euros y 5.000 euros en cuentas bancarias, al margen de una vivienda comprada en 1995 y ya pagada.

Valls: ni coches ni vivienda

Como Colau, Valls no declara ni coche ni vivienda. Se entiende que la casa de Horta debe de ser de algún familiar. El exprimer ministro francés, que vive de alquiler en la calle de París, declara un saldo medio de 13.268 euros en La Caixa y de 2007 euros en BNPParibas.

Eva Parera, su ya única compañera de grupo municipal es copropietaria de una vivienda en Barcelona por la que a ella le corresponde una deuda de 225.805,95 euros. La hija del exgerente del Barça Anton Parera tiene 600 acciones de M-PES y 40 de Accions Premium Sports Legal, y 14.000 euros de saldo medio bancario.

El jefe de filas de los socialistas, Jaume Collboni tiene dos viviendas en Barcelona. Por una, del 2009, adeuda 298.779 euros y por otra, de 1999, 113.188 euros. Declara también un párquing, una Suzuki 250 de hace 20 años, un Volkswagen EOS y 5.000 euros de saldo medio en La Caixa.

La hipoteca más alta

No está claro que la hipoteca más alta del mandato sea, como dice ERC, la que Colau deberá pagar a Valls. En principio es la que paga Mari Luz Guilarte, a la que las turbulencias han convertido en presidenta del grupo de Ciutadans: 328.370 euros por una vivienda comprada en el 2017 en Barcelona. A algunos el consistorio les ofrece regresar a la política pero también a la actividad remunerada: hasta fichar por Valls, abandonarlo y seguir por su cuenta, Celestino Corbacho –un Citroën C-5 del 2010, la mitad de una casa, de un trastero y de un párquing en El Vendrell- cobraba la pensión de la jubilación.