Ir a contenido

MENSAJE DESDE LA CALLE A TODAS LAS FUERZAS DE BARCELONA

Los movimientos sociales piden a los partidos que hablen de la ciudad

Aigua és vida, Aliança contra la pobresa energètica, FAVB y PAH han exigido a los distintos grupos que pongan en el centro de las negociaciones las políticas sociales

"Ante la priorización del choque de bloques por encima de las necesidades de las personas exigimos compromisos sobre el clima y la vivienda", señalan

Helena López

Los movimientos sociales piden poner la ciudad en el centro.

Los movimientos sociales piden poner la ciudad en el centro. / FERRAN NADEU

Pese a la insistencia de los periodistas, la pregunta era obligada, tenían clara la respuesta. No habían convocado a los medios para pronunciarse sobre los posibles pactos, sino sobre las necesidades de la ciudad. Justo lo que, a sus ojos, y a los de cualquiera que esté siguiendo las negociaciones, no se están haciendo los partidos implicados. "Desde los movimientos sociales pensamos que la política hay que hacerla cada día. Es nuestro deber seguir recordando cuáles son los retos de la ciudad, que siguen ahí", respondía sobre el por qué hoy Míriam Planas, portavoz de Aigua és Vida, una de las entidades convocantes. Hablaba junto a Anna Menéndez, presidenta de la FAVB; Lucía Delgado, portavoz de la PAH; Maria Campuzano, portavoz de la Aliança contra la pobresa energètica; Alexandra Francès, del Sindicat de Llogateres y Arnau Piqué, de la Xarxa per la sobirania energètica. Cinco de las seis ponentes, mujeres. En los movimientos sociales sí corren nuevos tiempos.

"En estos días presenciamos como los resultados de las elecciones han convertido el escenario político en una lucha por el poder que obvia qué medidas se implementarán a lo largo del próximo mandato para garantizar una vida digna de las personas y la preservación de la biodiversidad que la hace posible", ha abierto la intervención la presidenta de la FAVB, quien ha lamentado que se siga "priorizando el choque de bloques por encima de las necesidades de las personas". Así, en general. Un mensaje para todos, sin distinciones. Con esa intención, que se hable de la ciudad, las portavoces de los distintos colectivos han puesto sobre la mesa sus demandas concretas a cinco días de la proclamación del futuro alcalde o alcaldesa. "El nuevo gobierno debe garantizar el acceso universal a los servicios básicos desde una perspectiva de derechos. Hacer una política valiente frente a la pobreza energética", ha resumido desde su cartera Campuzano.

Plan de choque

El portavoz de la Xarxa per la sobirania energètica, Arnau Piqué -el único hombre de la mesa- ha señalado la necesidad de seguir trabajando en la empresa pública Barcelona Energia y de ir "más allá". "No basta solo con comercializar la energía, tenemos que desvincular esta energía de la incineración; ser un verdadero agente de cambio", ha resumido Piqué. Planas, por su parte, ha subrayado que esta será una legislatura "clave para la gestión del agua": "estamos a la espera de que los tribunales anulen la empresa mixta que actualmente gestiona el agua en varios municipios del área metropolitana". 

Delgado ha aprovechado su intervención para recordar que la PAH lleva 10 años "luchando por las políticas o mejor dicho las no políticas de vivienda de los gobiernos estatales y autonómicos" y ha insistido en el cumplimiento íntegro de la ley 24/2015 (la resucitada ley catalana contra los desahucios), en que se multe a las entidades que no la cumplen -algo que de momento no ha pasado- y en la urgencia de un plan de choque para poner a cero la Mesa de Emergencia, en la que actualmente hay una lista de espera que para algunas familias supera los dos años. 

"Ante los abusos y ataques a la democracia de los poderes económicos, las persistentes desigualdades, el grave deterioro ambiental y la emergencia habitacional de la ciudad, se hace imprescindible abordar de forma inmediata las siguientes demandas en acción de gobierno en Barcelona, que hemos dividido en tres ejes: desigualdades y justicia social, emergencia climática y justicia ambiental y emergencia habitacional, alquiler y turismo", sentencia el manifiesto ciudadano presentado este lluvioso martes en un ejercicio de unidad. Sobre el último bloque, la portavoz del Sindicat de Llogateres ha destacado la necesidad de que el ayuntamiento agilice las denuncias por acoso inmobiliario. "Es una evidencia la dejadez de sus funciones por parte de las administraciones que, lejos de actuar de oficio, lo hace solo si somos las entidades sociales las que denunciamos", ha expuesto Francès.