LA BATALLA DE BARCELONA

Collboni: "No tendría sentido investir a Colau si no hay antes pacto de gobierno"

El líder del PSC considera que sería "irresponsable" presentarse a la investidura sin el apoyo suficiente

Reclama un alcalde "que no esté pendiente de Waterloo y sí de lo que necesitan los vecinos de Nou Barris"

Collboni y Laia Bonet, este sábado, en la sede del PSC de Barcelona. 

Collboni y Laia Bonet, este sábado, en la sede del PSC de Barcelona.  / C. M. D.

2
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Hasta en seis ocasiones se le ha preguntado. Y en seis ocasiones ha respondido con una claridad algo agrietada. Jaume Collboni ha convocado a la prensa la tarde del sábado después de que Ada Colau haya reiterado por la mañanaAda Colau su intención de presentarse a la investidura para mantenerse en el cargo de alcaldesa de Barcelona. El líder del PSC ha insistido en el 'karma' de toda la campaña -la idea de un gobierno "progresista, de servicio a las personas y no subordinado al proceso independentista"- y ha dejado casi claro que su apoyo a la actual alcaldesa pasa antes por un acuerdo para liderar juntos la ciudad durante los próximos cuatro años. Votarla sin pacto "no tendría sentido" y "nada de cheques en blanco", ha dicho. Ya están negociando. Que empiece el baile.

El líder de los socialistas en Barcelona no ha querido entrar al detalle sobre las conversaciones con los 'comuns'. Ha asegurado que es muy pronto para hablar de reparto de responsabilidades, pero a nadie se le escapa que concejalías como las de Cultura, Promoción Económica o Seguridad podrían decantarse del lado del PSC en un eventual pacto. Otro cantar es la relación personal entre Collboni y Colau, que, en un lógico suponer, deberían liderar la ciudad como alcaldesa y primer teniente de alcalde. La ruptura de la coalición de gobierno que mantuvieron en el presente mandato, decidida por las bases de BComú tras el apoyo del PSOE al 155 en Catalunya, dejó algo tocado ese vínculo.

Todavía es pronto 

Noticias relacionadas

El alcaldable socialista es consciente de que en una semana pueden cambiar mucho las cosas. Hasta la fecha, desde las elecciones del 26 de mayo, cada jugador ha basado su estrategia en los movimientos del oponente. Por eso Collboni ha cuidado mucho el lenguaje, cerrando puertas a medias. "Es muy pronto para decir que votaremos en contra si antes no hay acuerdo". Es muy pronto, ¿pero previsible? "Presentarse a la investidura es condición necesaria pero no suficiente para garantizar la investidura y la gobernabilidad de la ciudad, y por rigor político, y pensando en Barcelona no avalaríamos esa opción". Así las cosas, todo pasa ahora por la mesa de diálogo entre socialistas y 'comuns'. Pero sin descartar ningún escenario. Como que Maragall acepte partirse la alcaldía con Colau; o que Valls despierte y pida algo a cambio de sus votos; o cualquier otra ecuación tan impensable como quiera imaginarse. 

Lo que sí está descartado, o eso parece, es el tripartito que la alcaldesa sigue reclamando. Collboni lo ha resumido así: "No queremos un gobierno que esté más pendiente de Waterloo que de lo que necesitan los vecinos de Nou Barris".