27 feb 2020

Ir a contenido

NEGOCIACIÓN ABIERTA

ERC propone a BComú un gobierno entre los dos para Barcelona

Coronas subraya que Maragall debe ser el alcalde porque ganó las elecciones

Orilla a JxCat y afirma que una alianza con los 'comuns' es "el único acuerdo posible"

Toni Sust

Ernest Maragall celebra la victoria electoral.

Ernest Maragall celebra la victoria electoral. / JORDI COTRINA

ERC empieza a soltar amarras y después de abrirse a gobernar con Ada Colau prescindiendo de JxCat ha verbalizado una oferta de pacto a los 'comuns' en este sentido. 

“La propuesta es clara, un acuerdo de gobierno entre ERC y Barcelona en Comú”. Con estas palabras ha explicado el concejal electo de los republicanos Jordi Coronas la negociación bilateral iniciada con los ‘comuns’, después de que este martes delegaciones de los dos partidos hayan mantenido su segunda reunión. La primera tuvo lugar el pasado viernes.

Coronas ha afirmado que la propuesta de ERC parte de los dos ejes que ya prefijó Maragall: por un lado, “poner en el centro las políticas de progreso, la lucha contra las desigualdades", y por el otro el posicionamiento de Barcelona en el frente "de los derechosvinculado al 'procés'. Es una alianza que acumularía 20 representantes, a uno de la mayoría absoluta.

El republicano ha subrayado que el acuerdo parte de que Maragall sea el alcalde, por haber ganado las elecciones, y también que el pacto entre los dos grupos estará marcado por la “generosidad absoluta”, ante la constatación de que tanto ERC como BComú tienen 10 concejales. “Es una propuesta clara: acuerdo de gobierno con Barcelona en Comú, que reconozca que ambos tenemos 10 concejales, y que evita desconfianza sobre qué propone ERC”.

Coronas ha explicado que BComú insiste en contar también con el PSC, y ha constatado que eso no es posible por las diferencias entre republicanos y socialistas, vinculadas al trato a los políticos presos por el 'procés', pero también por “cuestiones programáticas”. Además, ha recordado que Maragall propuso este lunes un encuentro con Jaume Collboni que el socialista rechazó,  algo que ha considerado "una falta importante de decoro institucional”.

El único pacto posible

“Creemos que es el único pacto posible y seguiremos insistiendo para gobernar Barcelona con 20 concejales. Ni se nos pasa por la cabeza la posibilidad de que Manuel Valls pueda condicionar no ya la investidura sino las necesidades urgentes que tenemos encima de la mesa para los próximos cuatro años en Barcelona. De paso, ha recordado que ERC fue presionada en el 2015 para evitar que Colau fuera alcaldesa, y que descartaron pactos "contra natura" con el PP y Ciutadans. "ERC no lo hubiera hecho nunca, tuvimos opciones de hacer alcalde a Xavier Trias. Pero ERC no hubiera aceptado los votos de PP y Ciutadans para echar a Colau, entendemos que su posición será la misma".

Preguntado por la propuesta de ERC a BComú, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha declarado: "Ante la operación de Estado contra los alcaldes independentistas, respuesta de país. Alcaldes y gobiernos independentistas. Eso va por todos. Por JxCat, por ERC y por la CUP", informa Fidel Masreal.

Los ‘comuns’ insisten

Por parte de Barcelona en Comú nadie comentó públicamente la reunión. Los ‘comuns’ se mantienen en sus trece: la propuesta de un tripartito entre ERC, BComú y el PSC. Es una fórmula que los de Colau defienden no ya desde la campaña electoral, sino desde que empezó el anterior mandato, en el 2015.

Una fórmula que no lograron que cristalizara en un pacto de gobierno, pero que sí existió en votaciones relevantes, como la propia investidura de Colau, y que ahora mismo se antoja inviable porque el PSC descarta gobernar con ERC y ERC descarta gobernar con el PSC. Que Collboni rechazara ayer el encuentro que le ofreció Maragall refuerza esa imposibilidad.

Pero Barcelona en Comú insiste y sostiene que insistirá. Hasta el último momento. A partir de aquí, habrá que ver quién cede antes, pero se hace difícil entender en qué puede ceder ERC que no sea ceder la alcaldía a Colau, algo que los republicanos no contemplan y que los ‘comuns’ no pidieron en la reunión de ayer.

La carta de la alternativa de un pacto PSC-BComú que permita la investidura de Colau gracias a los votos de concejales de Manuel Valls seguirá sobre la mesa. Lo que todavía no está claro es si esa carta es sólo una arma para asustar a ERC o si Colau considera realmente ser investida por el exprimer ministro francés, algo que cuenta con partidarios y detractores entre su parroquia.

Forn y la decisión de Colau

Entretanto, se mantiene cierta desconfianza entre los ‘comuns’ hacia la supuesta ruptura de ERC con JxCat. En parte, porque nadie en el mundo posconvergente ha elevado la voz para criticar que Maragall plantee un pacto a dos con Colau. De hecho, Joaquim Forn instó desde Soto del Real a Colau a pronunciarse sobre la oferta republicana. Lo hizo mediante un mensaje en la red social Twitter: