29 oct 2020

Ir a contenido

NEGOCIACIONES TRAS EL 26-M

Colau, "sorprendida" con Valls, insiste en un pacto con ERC y PSC

La alcaldesa, sobre la oferta de Valls: "Somos 28 concejales de izquierda y a partir de aquí exploraremos acuerdos"

Efe

Ada Colau, tras mantener una reunión con Ernest Maragall en un hotel de Barcelona.

Ada Colau, tras mantener una reunión con Ernest Maragall en un hotel de Barcelona. / QUIQUE GARCÍA (EFE)

La alcaldesa de Barcelona en funciones, Ada Colau, ha insistido este jueves que la mejor opción de gobierno para la capital catalana es un pacto progresista de los 'comuns' con ERC y PSC. "Que sea imposible en absoluto está escrito en ninguna parte", ha afirmado para recordar que "ERC y PSC ya están pactando en muchas ciudades" de Catalunya y ya han gobernado juntos durante cuatro años en localidades del área metropolitana. [Sigue las últimas noticias sobre pactos tras las elecciones en directo.]

Colau ha pedido que "dejen de intentar arrastrar" a los comunes a un pacto en clave nacional y ha defendido un tripartito progresista: "No permitiré que Barcelona se supedite al independentismo o al antiindependentismo, ni a los intereses de partido", ha avisado en declaraciones a TV-3.

La alcaldesa en funciones ha dejado claro que su prioridad pasa por el acuerdo de izquierdas. En este sentido, ha manifestado su "sorpresa" por la oferta de Manuel Valls, que le ha ofrecido a ella y a Collboni su apoyo "sin condiciones". "Me han sorprendido sus palabras. El 60% de barceloneses ha votado a fuerzas de izquierdas. Son 28 concejales de izquierdas y es a partir de aquí que queremos explorar posibles acuerdos", ha dicho Colau. Ha dado a entender así que, bajo su punto de vista, los acuerdos se tienen que hacer en clave ideológica, y no por mayorías partidarias o contrarias a la independencia de Catalunya.

"Queremos hablar de Barcelona y de proyecto de ciudad (...) Lo ideal sería, en función de los resultados que ha habido, que los acuerdos sean lo más amplios y estables posibles; y lo lógico es que sean de fuerzas de izquierda, que somos la mayoría más amplia", ha subrayado. Y ha pedido "paciencia" porque "las conversaciones acaban de empezar".