Ir a contenido

El Museu Picasso mantiene las puertas abiertas pese al paro del personal de sala

Los trabajadores del servicio de atención al público, subcontratado a la empresa Magmacultura, reclaman una correcta aplicación del convenio del ocio

El Periódico

Una de las entradas del Museu Picasso de Barcelona.

Una de las entradas del Museu Picasso de Barcelona. / ALFREDO CASAS

El Museu Picasso ha vivido este martes una jornada de huelga que no ha evitado que el centro mantuviera sus puertas abiertas. Los convocantes del paro han sido los trabajadores de los servicios de atención al público (taquillas y personal de salas) empleados subcontratados por el museo a la empresa Magmacultura. La queja, que no es nueva, afecta sobre todo a los trabajadores de sala disconformes con la mala aplicación del convenio del ocio, el que los acoge. 

Según este, hay dos tipos de personal de sala: los controladores, que solo vigilan, y los informadores, que dan explicaciones sobre las obras expuestas y las exposiciones en cartel. El problema reside en que, a juicio los que han secundado la huelga, la mayoría de empleados de sala ejercen de informadores pero están contratados como controladores. Este no es el único punto de fricción entre empresa y empleados, la falta de un calendario laboral anual sin modificaciones regulares que permita un poco de estabilidad a una plantilla que trabaja básicamente a tiempo parcial es otra de las reclamaciones al igual que la demanda de que se respete el derecho preferente de incorporación tras una excedencia. 

Denuncia pendiente de juicio  

La huelga ha sido secundada por una gran parte de la plantilla subcontratada, el 90% según los convocantes, que ha denunciado que el centro ha podido abrir por la contractación de personal para el día de hoy y la mobilidad funcional descendente (trabajadores que ejecutan tareas por debajo de su categoría). Punto que ha sido notificado a la Inspección de trabajo. De hecho, la asamblea de trabajadores ya llevó a juicio a Magmacultura por vulnerar su derecho a huelga en los paros realizados en abril del  año pasado por las mismas razones. El juicio aún está pendiente de realizarse. 

El Picasso no es el único centro que tiene subcontratada la atención al públcio a Magmacultura (el MNAC, por ejemplo, también trabaja con esta empresa), pero los trabajadores destindos al centro de la calle de Montcada son los únicos que han convocado huelga hoy. 

Temas: Museu Picasso