Ir a contenido

Propuesta en el Parlament

Ciutadans pide al Govern que mejore la seguridad del túnel de Vallvidrera

El diputado Martí Pachamé reclama incorporar medios fisicos para separa los carriles

Óscar Hernández

El primer tramo del túnel de Vallvidrera, donde los coches circulan de frente y sin separación.

El primer tramo del túnel de Vallvidrera, donde los coches circulan de frente y sin separación. / Anna Mas

El diputado de Ciutadans Martí Pachamé ha presentado una propuesta de resolución en el Parlament de Catalunya en la que insta a la Generalitat a a mejorar la seguridad en el túnel de Vallvidrera e incorporar una separación física de los carriles que discurren en sentidos contrario para evitar choques frontales. Aunque esta vía rápida de peaje que comunica Barcelona con Sant Cugat del Vallès está gestionada por la concesionaria Abertis, su control depende del Departament de Territori i Sostenibilitat.

La petición de Ciutadans, que también firma el portavoz del partido, Carlos Carrizosa, se produce a raíz del choque frontal mortal que se registró en el túnel el 29 de abril cuando un coche invadió el carril contrario. Aunque Ciutadans rconoce que el número de accidentes mortales en esta vía "es relativamente reducido" (cuatro fallecidos en 10 años), también señala que "cualquier vida es importantísima" y recuerda que "los poderes públicos han de hacer todo lo posible para minimizar los riesgos de accidentes en vías urbanas e interurbanas de su competencia, sobre todo en lo que se refiere a elementos objetivos de protección de la vida de sus usuarios".

Requisito europeo

Los diputados naranjas recuerdan la existencia de una normativa europea sobre los mínimos de seguridad en los túneles transeuropeos, que ya adelantó este diario, y aunque no obliga al de Vallvidrera, al no pertenecer a esta red, "el tráfico que circula supera en varias veces el mínimo que pide la Comunidad Europea para considerarla dentro de los criterios de aplicación".

Ciutadans admite "el elevado coste que supondría el desdoblamiento de los túneles, pero subraya que "la propia directiva abre la puerta a buscar soluciones alternativas" como "medidas antichoque reversibles de forma rápida". Se refiere, sin citarlo, al sistema de medianas de hormigón New Jersey que un camión puede cambiar de carril de forma rápida, como ya se está haciendo en el puente Golden Gate, de la bahía de San Francisco (EEUU). En el túnel de dos sentidos de Vallvidrera la separación no es física, ya que consiste en unas luces en el suelo (recién instaladas) y unas señales en el techo.