Ir a contenido

LA GUERRA DEL TAXI

Aprobado el reglamento metropolitano que pone coto a los VTC

El AMB amplía hasta 60 minutos el tiempo mínimo de precontratación de las licencias de vehículo con conductor

La norma pasa con el voto faborable de 'comuns', PSC y la CUP, la abstención de ERC y PDECat, y el 'no' de Cs y PP

Carlos Márquez Daniel

Manifestación de taxistas ante el Palau de la Generalitat. 

Manifestación de taxistas ante el Palau de la Generalitat.  / FERRAN NADEU

Sobre el pitido final, en el último pleno del mandato, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha aprobado este martes el reglamento que guillotina cualquier aspiración de Uber y Cabify de sobrevivir en el entorno de la capital catalana. El Govern impuso un mínimo de precontratación de estos servicios de 15 minutos, pero la corporación lo ha ampliado a una hora. Teniendo en cuenta que las licencias de VTC viven de la inmediatez, si un cuarto de hora ya había vaciado las calles de coches negros con matrícula azul, esto supondrá su casi aniquilación. Podrán sobrevivir los servicios especiales, como traslados al aeropuerto, bodas, bautizos, comuniones o funerales. 

A cinco días de las elecciones, el AMB cierra uno de los asuntos que más dolores de cabeza le ha generado en el último año, desde que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se puso del lado de los taxistas en la lucha contra las multinacionales del transporte a demanda con conductor. El reglamento, con una vigencia de entre cuatro y seis años, se ha aprobado con el voto favorable de los 'comuns', PSC y CUP, la abstención de ERC y PDECat y el 'no' de PP y Ciutadans, que desde el primer momento se posicionaron en contra de limitar la competencia que ejercen Uber y Cabify a las 10.523 licencias de taxi que operan en el área metropolitana. La abstención de Esquerra ha sido duramente criticada por los sindicatos del taxi.

El documento aprobado parte del real decreto ley aprobado por el Gobierno en septiembre del año pasado y que ya modificaba la ley de ordenación de los transportes terrestres (LOTT), dotando a las autonomías del poder regulador sobre las VTC. Asimismo, también sigue el camino marcado por el decreto ley impulsado por la Generalitat a finales de enero, que marcaba 15 minutos de precontratación, el veto a que las empresas de licencias de alquiler de vehículos usen la geolocalización de sus autos y la prohibición de circular por la ciudad sin clientes. Esos puntos también se han incluido en el reglamento metropolitano.

Temas: Cabify Uber Taxis