Ir a contenido

ELECCIONES MUNICIPALES

Collboni promete acabar con la inseguridad de Barcelona en un año

El candidato del PSC exigirá 400 'mossos' al Govern y ampliará con 1.000 agentes la plantilla de la Guàrdia urbana

Natàlia Farré

Jaume Collboni y Fernando Grande-Marlaska, paseando este sábado por el Raval.

Jaume Collboni y Fernando Grande-Marlaska, paseando este sábado por el Raval. / ACN / Sílvia Jardí

“Mi objetivo es acabar con la crisis de inseguridad que vive Barcelona antes de un año”. Trescientos sesenta y cinco días. Este es el periodo que se ha marcado Jaume Collboni, el candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona, para acabar con la tendencia negativa en cuanto a percepción (la seguridad es la primera de las preocupaciones de los barceloneses según el último barómetro del ayuntamiento) y hechos (“solo en hurtos, se llegó a 191.179 2018 en el 2018”), si es elegido alcalde. Se propone hacerlo con “más policía, más prevención y más proximidad”, según ha explicado este jueves en el barrio del Raval, uno de los más afectados en cuanto a seguridad e incivismo se refiere.

De entrada, aumentará la plantilla de la Guàrdia Urbana en 1.000 efectivos ya que, a su juicio, “son los primeros agentes de prevención y proximidad en los barrios”. El coste de ampliar las plazas en la policía es secundario, pues como se ha encargado de recalcar el ministro del Interior en funciones Fernando Grande-Marlaska, presente en el acto, “para los socialistas la seguridad es una inversión social”; y para confirmarlo están las cifras: “en los gobiernos socialistas, la seguridad representa un 0’63% del PIB, cuando gobierna la derecha es el 0’50 o 0’51%”, ha asegurado.

Lucha contra el incivismo

Collboni exigirá, además, 400 ‘mossos de esquadra’ al Govern y trabajará por la internalización de los servicios sociales directos del consistorio, como los agentes de calle. La lucha contra el incivismo será otro de los caballos de batalla del alcaldable que aspira a que “Barcelona vuelva a ser segura y ejemplar en civismo”. Algo que, opina, se ha perdido en los últimos cuatro años porque la actual alcaldesa, Ada Colau, ha sido “víctima de los complejos y la incompetencia”.  

En este aspecto, Collboni ha recordado que, con el mismo marco jurídico y código penal, “mientras en Madrid los delitos menores se han reducido un  2%, en Barcelona han incrementado en un 22%”. Para Ciutat Vella, el alcaldable del PSC también tiene sus propias recetas: recuperar la Fiscalía especial de Ciutat Vella y acordar un nuevo pacto para el distrito.