Ir a contenido

ELECCIONES MUNICIPALES

Ada Colau: "Somos la única garantía de un gobierno progresista en Barcelona"

"Collboni, que seguro que no ganará, quiere echarme, y se abre a pactar con la derecha, como hace también ERC"

"Con un gobierno amplio y estable que espero encabezar me gustaría nombrar un concejal de Seguridad"

Toni Sust

Colau en la Verneda i la Pau el viernes, después de la entrevista. / ALBERT BERTRAN / VÍDEO: ASLI YARIMOGLU

Ada Colau elige como sede para la entrevista la escuela La Pau, en el barrio de la Verneda i la Pau, uno de los centros que se ha beneficiado del plan de barrios de su gobierno. En el auditorio, reformado, Colau aborda las municipales del próximo 26 de mayo sin querer contemplar la posibilidad de su derrota. Afirma que su hijo mayor está de acuerdo con que repita. No lleva gafas, pero dice que cada día le cuesta más leer el móvil.

-En el 2015 era una activista que entraba en la política. Ahora es una alcaldesa que busca la reelección. ¿Qué ha cambiado?

-Soy la misma persona con los mismos objetivos. Hacer política para mejorar la vida de la gente. Ahora bien, tengo más experiencia, más conocimiento de la política institucional y sé lo que quiero hacer en el ayuntamiento en los próximos cuatro años.

-En un Parlament o el Congreso podría haber mantenido más distancia con algunos formalismos. Como alcaldesa en seguida tuvo que suscribir el Mobile, ajustarse al protocolo, sonreír a las autoridades. ¿Se aclimató fácilmente?

-Asumes rápidamente tu rol institucional. Ni un solo día me he arrepentido del paso que di. Ni uno solo. Hay días mejores y peores, pero no me he arrepentido.

"Hay días mejores y peores, pero no me he arrepentido ni un solo día del paso que di"

-Mantiene la oferta a ERC y PSC para gobernar juntos, aunque ellos descartan compartir gobierno. ¿Se ve de nuevo con Collboni como socio? Él no parece estar por la labor.

-Aspiro a ganar las elecciones con más apoyo que hace cuatro años, porque somos la única garantía de un gobierno progresista. Collboni, que seguro que no ganará, dice que su objetivo principal es echarme y abre la puerta a pactar con Ciutadans y el PP. Es incomprensible en una ciudad de izquierdas y seguro que la mayoría de los votantes socialistas no lo quieren. Este pacto de perdedores no tiene sentido en Barcelona. Sigo extendiéndole la mano a Collboni para que rectifique. Si obtenemos el máximo apoyo posible tendremos fuerza para convencer al PSC de que mire a su izquierda y no a su derecha. Lo mismo digo de ERC. Gobierna con la derecha nacionalista en la Generalitat y abre la puerta a hacerlo en Barcelona. Es importante que ganemos para que reconsidere pactar con la derecha y se plantee participar en un gobierno progresista encabezado por nosotros.

-¿Gobernar con Elisenda Alamany, antigua integrante de los ‘comuns’ y ahora en ERC, sería complicado?

-No. Más allá de las simpatías y antipatías personales habrá un acuerdo entre partidos. Las personas toman sus decisiones. Elisenda Alamany decidió hace mucho tiempo ir con ERC y era libre de hacerlo. Lo que más me llama la atención de su caso es que ERC ponga de número dos a una persona que no es de la ciudad y que no ha participado nunca de la política de la ciudad.

"Lo que me llama la atención del caso de Elisenda Alamany es que ERC la ponga de número dos cuando no es de la ciudad y no ha participado de la política de la ciudad"

-Ernest Maragall ha dicho que quiere ser alcalde pero que está dispuesto a ser teniente de alcalde en un gobierno de pacto y, llegado el caso, concejal de la oposición. ¿Usted también?

-Yo me planteo ser alcaldesa de Barcelona cuatro años más. Me presento para ganar y lograr más apoyo. No contemplo quedar en segundo lugar. Vamos a ganar las elecciones.

-¿Qué es irrenunciable para usted si pacta con alguien?

-La lucha contra las desigualdades, por el derecho a la vivienda, cuidar a los barrios. Por otro lado, la lucha contra contaminación. Construir una ciudad verde. Sacar coches contaminantes y mejorar el transporte público para que sea una alternativa al coche privado. Mantener la regulación del turismo. Regular los alquileres, el plan de barrios, que queremos ampliar.

"Me presento para ganar y lograr más apoyo. No contemplo quedar en segundo lugar"

-Todo el mandato hablando del tema casi a diario y en esta campaña parece que nadie habla del tranvía.

-Nosotros creemos que es una infraestructura necesaria. La contaminación causa 300 muertes prematuras al año. No podemos esperar más. La conexión estaba preparada pero ERC optó por el desgaste pese a que está de acuerdo con la medida y la llevaba en su programa.

colau, el viernes, en el auditorio de la escuela La Pau / ALBERT BERTRAN

-El dentista municipal no empezará a funcionar hasta después del verano y atenderá a menos del 3% de los barceloneses, pero ya sale en todos sus mítines. ¿No es eso vieja política?

-Lo que me parece vieja política es una Generalitat paralizada que no lidera políticas básicas ni en educación ni en sanidad ni en vivienda. Y que tengamos que hacer cosas que deberían hacer ellos. La salud bucodental es básica. Hemos dado el primer paso para que la gente más vulnerable acceda al servicio. Y el nuevo servicio está abierto a toda la población con un 40% de ahorro. Creo que la obligación de un gobierno democrático es garantizar que sonreír no sea un lujo de ricos.

-El jueves anunciaron en un mitin el coste de la licencia de obras de la Sagrada Família. Si Trias lo hubiera hecho hace cuatro años, no le hubiera gustado.

-La medida importante se anunció durante el mandato. El otro día se concretó el precio de la licencia. Un detalle.  Es un acuerdo histórico y solo nuestro gobierno lo ha logrado. Como desencallar el Espai Barça, llevar el metro a la Marina, el cierre de la Modelo.

"Solo nuestro gobierno ha logrado un acuerdo con la Sagrada Família, desencallar el Espai Barça, llevar el metro a la Marina, el cierre de la Modelo"

-Estos dos últimos hechos fueron posibles por un pacto con ERC. ¿Si pacta con los republicanos, cree que podría separar el día a día de la ciudad con el conflicto independentista? Independentistas y constitucionalistas la han acusado de ambigüedad en relación con el ‘procés’.

-La acusación de ambigüedad la usan los que nos quieren llevar a la confrontación. Nosotros somos demócratas. En derechos fundamentales no hemos sido ambiguos. Otra cosa es que en el debate independencia sí o no nos encontrarán. Hemos denunciado la represión del 1-O, más que la Generalitat. Hemos retirado medallas a franquistas, hemos hecho cambios del nomenclátor.

-¿Se arrepiente de haber llamado facha al almirante Cervera?

-Hice una broma empleando la terminología de Rubianes. Me arrepiento si provocó una polémica estéril.

-Es que el hombre era casi un antihéroe.

-El nombre lo pusieron los franquistas. Pero si generé una polémica estéril e inútil, me la podía haber ahorrado.

"Me arrepiento si generé un polémica estéril (por llamar facha al Almirante Cervera)"

- Sus rivales la han acusado de fracasar en vivienda. Usted esgrime 4.600 pisos públicos en proceso. Pero a quién no ha podido renovar un contrato de alquiler le consuela poco. ¿Se podrá regular los alquileres algún día?

-Asistimos a un fracaso, el de mercantilizar la vivienda durante 40 años. Es increíble que el PP, los socialistas y la antigua CiU, responsables de décadas de liberalización de la vivienda, nos pidan a nosotros que arreglemos en cuatro años lo que estropearon en 40. Estamos haciendo más política de vivienda que nunca, y de alquiler: cambiamos el paradigma. La regulación de alquileres está más cerca que nunca. Tenemos una mayoría de izquierdas suficiente en el Congreso para que Pedro Sánchez cumpla con el compromiso que asumió públicamente conmigo en diciembre en Barcelona. Dijo que regularía para que las ciudades pudieran frenar los aumentos abusivos.

"Tenemos una mayoría de izquierdas en el Congreso suficiente para que Pedro Sánchez cumpla con el compromiso de regular los alquileres"

-¿Si vuelve a ser alcaldesa, nombrará un concejal de Seguridad?

-Claro que sí. Quiero volver a ser alcaldesa y con más concejales. Gobernamos en minoría y excepcionalmente la seguridad dependía de mí, aunque con un comisionado cuya labor quiero defender. Con un gobierno amplio y estable que espero encabezar me gustaría nombrar un concejal de Seguridad, sí. Intentan instalar la idea de que no creemos en la seguridad cuando hemos apoyado a la Guardia Urbana con recursos y hemos ampliado la plantilla.

-Los delitos han subido y la inseguridad es el primer problema para los ciudadanos.

-Barcelona no tiene un problema de seguridad generalizado, pero sí específico, lo teníamos de narcopisos; hemos cerrado más de 170 pisos colaborando la Guardia Urbana y los mossos. Más del 90% de los delitos son hurtos y robos. No sumamos un mosso desde el 2009. Ahora hay una promoción de 500 mossos y le he pedido al conseller 150 para la ciudad en verano y no me ha contestado. Con el Govern de Quim Torra he notado un cambio en seguridad.

-¿A peor o a mejor?

-A peor. Mucho peor. Con Jané y Forn teníamos discrepancias pero había lealtad institucional. Buch se ha desentendido de la seguridad de Barcelona. No es de ahora. De antes del verano. Hemos hecho reuniones ajustadas a su agenda a las que no se presenta. No sé si es el contexto electoral.

"Con el Govern de Torra he notado un cambio a mucho peor en seguridad. Buch se ha desentendido de Barcelona"

-¿Se plantea flexibilizar la limitación hotelera en el próximo mandato o no lo ve necesario?

-No nos planteamos en absoluto flexibilizar la regulación hotelera, creemos que estos cuatro años nos han dado la razón y que debemos seguir en la misma línea.

-¿Sus hijos también quieren que siga?

-Tienen 2 y 8 años. Al mayor se lo he preguntado. Es cierto que la conciliación familiar no nos ha salido muy bien. Pese a ello, dice que sí quiere que siga.

-¿Es optimista sobre la sentencia que recibirán los encausados y encarcelados por el ‘procés’?

-Discrepo políticamente de ellos pero creo que es una aberración que estén en la cárcel. Quisiera que la sentencia fuera absolutoria o mínima para que puedan salir.

"Discrepo de los encarcelados por el 'procés' pero es una aberración que estén en la cárcel. Quisiera una sentencia absolutoria o mínima para que puedan salir"

-¿Se equivocó el independentismo al impedir que Iceta presidiera el Senado?

-Con nuestros actos mostramos qué opinamos. Votamos a favor de que Iceta pudiera ir al Senado. Entiendo que la situación es complicada. Pero si hemos hecho un gran esfuerzo para echar al PP, necesitamos creer que podemos abrir una nueva etapa de diálogo.

-No se ha cerrado el CIE de la Zona Franca.

-Pero hemos hecho más que nunca por cerrarlo. El tema está en los juzgados. Estamos esperando una decisión judicial.

-¿Ha tenido algún contacto con Puigdemont en los últimos tiempos?

-No.

-¿No siente que a veces sufre el síndrome de Gorbachov? Ser mucho más admirada fuera de Barcelona, especialmente en el extranjero, que en su ciudad.

-Siento mucho el afecto de la gente de la calle. Hacemos encuentros con los vecinos cada 15 días. Siempre hay alguien que no está de acuerdo, pero la gente agradece poder preguntar.