Ir a contenido

POSIBLE TRÁFICO DE DROGAS

Un hombre muere acribillado en un piso en Barcelona

La víctima, que aun no ha podido ser identificada, ha fallecido tras recibir siete impactos de bala

Begoña González

La policía investiga la muerte de un hombre, de forma violenta, en el número 125 de la calle Comte dUrgell de Barcelona. / ÁLVARO MONGE / ACN VIDEO

Los vecinos no dan crédito. "Aquí no pasan estas cosas, es una zona muy tranquila", asegura una vecina de la calle Urgell de Barcelona, en pleno corazón del Eixample, dónde este viernes ha muerto un hombre tras haber recibido siete balazos. Según han confirmado fuentes policiales a este diario, los Mossos han encontrado el cuerpo de la víctima con visibles signos de violencia tras haber sido alertados por un vecino alrededor de las dos de la tarde. La policía autonómica catalana ha abierto una investigación y los primeros indicios apuntan a que se trataría de una posible ejecución por un caso de tráfico de drogas

El homicidio se ha producido en el ático de ese edificio, el número 125 de la calle Urgell, según han relatado algunos vecinos. Los Mossos han recibido a las 14.05 horas la llamada de un vecino que ha asegurado haber oído disparos en el edificio. Tras ello, diversas dotaciones policiales y del Sistema d'Emergències Mèdiques (Sem) se han dirigido al lugar y han encontrado el cadáver con signos de violencia. La División de Investigación Criminal (DIC) de Barcelona ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de los hechos.

Según han explicado varios vecinos a este diario, antes de aparecer la policía nadie se había percatado de lo ocurrido. "No hemos oído nada, ni ruidos extraños, ni peleas ni nada, nos hemos enterado de que algo pasaba al oír las sirenas de los coches de policía y la ambulancia", ha explicado uno de los vecinos del bloque en el que ha tenido lugar el tiroteo. "Estábamos comiendo y no hemos oído absolutamente nada"; ha asegurado en la misma línea otra vecina. El único vecino que ha asegurado haber visto algo, ha sido un joven cuyas compañeras de piso le han explicado cómo han visto salir a un hombre con casco de moto puesto por las escaleras. 

Por el momento, los Mossos siguen buscando al autor de los disparos, del que podrían tener una imagen captada por las cámaras de videovigilancia de la oficina bancaria que hay en los bajos del edificio. Tras emitirse la orden judicial, a las 17.12 horas los servicios funerarios han trasladado el cadáver de la víctima.

Sin sospechas de los vecinos

“En este edificio somos todos vecinos de toda la vida, nos conocemos casi todos pero el piso justo en el que ha ocurrido es de alquiler y no les conocíamos”, asegura una vecina que dice no haber oído nada hasta que ha llegado la policía. Del mismo modo, otro vecino, cuya vivienda comparte rellano con el piso en el que se ha producido el tiroteo, ha asegurado que no habían tenido nunca problemas ni sus inquilinos habían protagonizado ningún incidente previo. 

Otro vecino de la finca de al lado asegura que esta semana habían tenido algún problema y el presidente de la comunidad puso un aviso en la puerta. Al parecer, habían estado llamando en varias puertas de la zona y avisaba de que no abrieran en previsión de que fueran ladrones.