Ir a contenido

Tráfico aéreo

El Gobierno prevé un verano complicado en el aeropuerto de Barcelona

Esá previsto un incremento del 5% en el número de controladores

Europa Press

Un avión despega del aeropuerto de Barcelona. 

Un avión despega del aeropuerto de Barcelona.  / DANNY CAMINAL

El Gobierno pronostica que el verano en el Aeropuerto Josep Tarradellas-El Prat puede volver a ser "complicado" pero que las administraciones estarán preparadas para responder "mejor" ante posibles "contingencias" tras adoptar las medidas recomendadas en el informe de Eurocontrol que solicitó el Ministerio de Fomento a finales del año pasado.

Con ese fin, el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, y el 'conseller' de Territori de la Generalitat, Damià Calvet, se han reunido este lunes para coordinarse y afrontar el aumento de operaciones del 5% previsto para este verano en el Aeropuerto de Josep Tarradellas Barcelona-El Prat.

Han indicado que se están aplicando medidas en el corto plazo para mejorar la operativa en la infraestructura y absorber el incremento esperado de tráfico, después del estudio de Eurocontrol en el que se ha analizado las causas de los retrasos y las cancelaciones en el Aeropuerto de Barcelona durante el verano pasado.

Prevención

Saura ha ejemplificado que se está impulsando sistemas más eficientes para gestionar los cambios bruscos de meteorología y para una mejor comunicación entre el aeropuerto y el resto de compañías, además de que se ha lanzando una nueva oferta de empleo de controladores y que se aumentará en un 5% el número de los que trabajan en El Prat durante este verano.

"No hay que lanzar las campanas al vuelo, pero estamos trabajando en ello", ha resaltado Saura y ha asegurado que se dispondrá de instrumentos más adecuados para responder mejor al crecimiento del tráfico y los problemas del año pasado.

También ha sostenido que AENA tiene que mejorar su comunicación con todos los actores implicados en la gestión del Aeropuerto de Barcelona, tanto de Enaire como de las propias compañías que operan, y ha aseverado que ya se está trabajando en ello.

Calvet ha abogado por que va haber anticipación, coordinación y comunicación continua para encarar el crecimiento de tráfico y las contingencias que se prevén: "Tenemos que estar a punto".

Segunda reunión

Esta ha sido la segunda reunión del Comité de Coordinación Aeroportuaria de Catalunya, que celebró el primer encuentro a finales de noviembre del año pasado, y Calvet ha aplaudido que se haya hecho en un lapso de tiempo "relativamente corto".

El 'conseller' ha considerado que el marco de colaboración de este órgano es el "óptimo" para aplicar medidas a corto plazo y plantear reflexiones a medio y largo para la infraestructura.

Retrasos en verano del 2018 

Saura ha sostenido que el estudio de Eurocontrol ha concluido que el origen de los retrasos registrados durante el verano pasado provienen de un porcentaje "muy significativo" de condiciones estructurales europeas, y que otro resulta de la situación aeroportuaria española y de Barcelona.

"No es echar balones fuera", ha defendido el secretario de Estado de Infraestructuras y ha remarcado que en lo que corresponde a la situación nacional se está trabajando para solventarlo.

El secretario de Estado de Infraestructuras ha rechazado que se espere "ningún nubarrón concreto" para este verano, pero que se preparan para posibles eventualidades y ha subrayado que por eso hay que ser transparentes y prudentes.

Calvet ha coincidido con Saura que los problemas del Aeropuerto de Barcelona durante el verano pasado se enmarcan en un contexto europeo, pero que hay que solucionarlos porque se trata de una infraestructura estratégica para la economía y el país y que está "en números verdes" con incrementos de pasajeros y operaciones.