Ir a contenido

Conflicto laboral

El metro de Barcelona vuelve este lunes a la huelga

El paro se realizará de 6 a 10 de la mañana, de 4 a 8 de la tarde, y también otras cuatro horas de noche

Las protestas se repetirán nuevamente durante el mes de mayo, concretamente los viernes 10 y 24

El Periódico

Estación de metro de Espanya durante los servicios mínimos de la huelga de metro convocada los días del Mobile World Congress.

Estación de metro de Espanya durante los servicios mínimos de la huelga de metro convocada los días del Mobile World Congress. / JOAN CORTADELLAS

Otra jornada de huelga de metro en Barcelona. Los trabajadores del suburbano vuelven este lunes 29 de abril, día de resaca electoral, a parar cuatro horas en cada turno. Las movilizaciones llegan por las discrepancias entre la plantilla y la dirección de TMB, en especial por la gestión de la crisis del amianto.

TMB recuerda los servicios mínimos a través de las redes y por megafonía en el suburbano.

El paro se realizará de 6 a 10 de la mañana, de 4 a 8 de la tarde, y también otras cuatro horas de noche. Y habrá más movilizaciones, como decidieron este viernes en asamblea. Las protestas se repetirán nuevamente durante el mes de mayo, concretamente los viernes 10 y 24 (este último dos días antes de las elecciones municipale) y el lunes 20, según han acordado este viernes en asamblea.

Los servicios mínimos serán del 40% en los que coincidan con horas punta, y del 20% en el resto, algo que TMB ve "insuficiente para absorber la demanda en un día laborable". Así, los trenes circularán al 20% de las 6.00 a las 6.30 horas, momento en el que pasarán a hacerlo al 40% al coincidir con hora punta, hasta las 9.30 horas, y será de nuevo del 20% hasta las 10.00.

Después, el servicio recuperará la frecuencia habitual hasta el siguiente paro, que empezará a las 16.00 horas y se alargará hasta las 20.00, intervalo en el que los trenes funcionarán al 40%.

A partir de las 20.00, el servicio volverá a ser el habitual, hasta que a las 21.35 empezará el paro nocturno, con frecuencias del 20% que podrán alargarse hasta los 62 minutos.

La crisis del amianto

Los sindicatosaseguran que en el metro existe un problema de salud laboral y denuncian que la dirección lo está relativizando sin garantizar la protección "real" de los trabajadores. Entre la lista de reivindicaciones de los trabajadores está el reconocimiento de toda la plantilla, y no solo el personal de talleres y mantenimiento, como expuesto al amianto.

Estas nuevas protestas también llevan asociada otras reivindicaciones laborales como la incorporación de tres trabajadores a la bolsa de verano, permitir que empleados despedidos improcedentemente puedan elegir si prefieren quedarse en TMB o cobrar la indemnización y abordar la jubilación de un grupo de empleados a tiempo parcial.